Cómo reducir un abdomen de cerveza

Escrito por morgan piven
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reducir un abdomen de cerveza
(beer in beer-mug image by Witold Krasowski from Fotolia.com)

Muchas personas no se dan cuenta de la cantidad de calorías que esconden las bebidas alcohólicas. El alcohol en sí mismo contiene muchas calorías y azúcar y mezclado con gaseosas y jugos puede ser dañino para tu talle. Además, la cerveza tiene muchas más calorías que otras bebidas. La cerveza negra puede llegar a tener más de 200 calorías en una botella de 12 onzas estándar. Muchos nutricionistas creen que el alcohol causa que la grasa se deposite alrededor del abdomen, por lo que una persona que bebe cerveza regularmente puede notar que comienza a desarrollar un "abdomen de cerveza". La forma más sencilla de librarse del abdomen de cerveza es modificando los hábitos alimenticios y de bebida además de hacer ejercicio.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Perdiendo grasa abdominal

  1. 1

    Cambia tu cerveza a habitual por una cerveza ligera. Busca una cerveza ligera que te guste, ya que esta contiene menos alcohol y una cantidad significativamente menor de calorías y carbohidratos que la cerveza oscura regular.

  2. 2

    Consume una dieta apropiada. Revisa todas las comidas que consumes a diario para asegurarte de que estás ingiriendo una dieta balanceada, baja en grasa y con muchas proteínas. Evita consumir calorías en las bebidas. Bebe agua o bebidas bajas en calorías y si quieres continuar bebiendo cerveza, intenta que sea la única bebida que consumes que tenga calorías.

  3. 3

    Reduce el derroche a lo largo del día. Evita el consumo diario de comida basura, permitiendo que la cerveza sea tu recompensa. Ingiere comidas con calorías controladas y saludables para el desayuno, almuerzo, cena y meriendas. Esto te permitirá tomar unas cervezas sin que te excedas en la cantidad de calorías que debes ingerir.

  4. 4

    Empieza a ejercitarte. Comienza incorporando el ejercicio cardiovascular en tu rutina. Correr, trotar o hacer ciclismo son buenas opciones. Luego inicia una rutina diaria de ejercicios abdominales. Haz por lo menos una repetición de 50 abdominales regulares por día. Luego incorpora ejercicios adicionales y específicos para el abdomen, tales como abdominales inversas o Pilates.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles