Reducir los callos de los pies

Escrito por andrea drinkard | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Reducir los callos de los pies
Trata los callos de forma natural. (Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images)

Los callos son crecimientos dolorosos que se forman en los dedos de los pies, plantas o las bolas de los pies. Las capas duras comienzan a formarse como una bola como un medio de protección contra la fricción causada por un calzado inadecuado. Un callo puede hacerse por el uso de zapatos muy incómodos, especialmente cuando éste se hace más grande. Puesto que la causa de los callos es un calzado inapropiado, sólo hay una forma definitiva para evitarlo, sin embargo, hay algunas maneras de tratarlos y eliminarlos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Papaya cruda, banana, limón, piña o papas
  • Higos
  • Vendas, un cordel o cinta adhesiva
  • Bolas de algodón
  • Té de manzanilla o sal de epsom
  • Agua
  • Piedra pómez
  • Bandas para callo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llenar un spa de pedicura o recipiente con agua caliente. Permite que dos o tres bolsitas de té de manzanilla o un pequeño puñado de sal de Epsom queden en remojo en el agua durante 10 minutos. Deja que tus pies se remojen durante 10 a 15 minutos. Toma el pie afectado fuera de la bañera y, con media presión, frota el callo con una piedra pómez. Si tienes callos en los dos pies, cambia de pie , asegurándote de mantener el pie que no estás exfoliando en el agua.

  2. 2

    Corta una papaya, plátano, limón, piña o una papa en piezas de media pulgada (1 cm). Fija un trozo al callo con un vendaje, cordel o cinta adhesiva, y déjalo en el lugar durante la noche. Para evitar aun más el deslizamiento, usa un calcetín.

  3. 3

    Exprime el jugo de un higo fresco en un tazón. Sumerge una bola de algodón en el jugo y asegúrala a los pies con un vendaje. Deja en el lugar durante al menos tres horas o hasta que la bola se seque. El jugo lechoso del higo es particularmente bueno para los callos resistentes que han permanecido durante un largo tiempo.

  4. 4

    Aplica la mitad de una cucharilla de papaya o jugo de limón en el callo tres veces al día. Por otra parte, exprime el jugo de la fruta en una bola de algodón y fíjalo a la zona afectada hasta que la bola de algodón se seque.

  5. 5

    Usa bandas para callos, las cuales se venden comercialmente, en la parte superior del callo para aliviar el dolor.

Consejos y advertencias

  • Para proteger los pies contra la fricción innecesaria causada por los zapatos muy ajustados, elige zapatos que no rocen los pies, especialmente en los lados de los dedos de los pies y la parte posterior de los talones.
  • Si tus zapatos frotan tus pies, puedes usar bandas para los callos para prevenir su formación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles