Cómo reducir el dolor de la mandíbula desde una glándula hinchada

Escrito por amy rozanski-harlach | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

La inflamación de los ganglios de una serie de afecciones que pueden causar dolor se centra en las áreas de la mandíbula y los dientes. Estas afecciones podrían incluir una infección bacteriana o viral de algún tipo. Las enfermedades como la mononucleosis, el sarampión, una infección del oído o incluso un absceso dental pueden causar hinchazón de las glándulas que desencadenan el dolor en la mandíbula. Con frecuencia, incluso después de que una infección se cura las glándulas pueden permanecer hinchadas durante algún tiempo y el dolor en la mandíbula puede persistir. Numerosos tratamientos caseros pueden ser utilizados a tu criterio para ayudar a aliviar el dolor en la mandíbula causado por las glándulas hinchadas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Hielo
  • Una toallita
  • Analgésicos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Toma la dosis recomendada de un analgésico de venta sin receta como el acetaminofén, la aspirina o el ibuprofeno. El medicamento funcionará en cualquier lugar de 30 a 60 minutos.

  2. 2

    Aplica hielo o una toallita fría al área de la mandíbula así como también al área de la glándula. La temperatura fría reducirá la hinchazón en esas áreas y debería ayudar a aliviar algo del dolor.

  3. 3

    Evita el exceso de estimulación de la mandíbula por un tiempo. Esto incluye la goma de mascar, los alimentos duros como la carne, los dulces o el pan chicloso. Además, si tienes que bostezar trata de no estirar demasiado los músculos de tu mandíbula.

  4. 4

    Masajea los músculos en el área de la mandíbula suavemente para ayudar a aliviar algo del dolor.

  5. 5

    Solicita el asesoramiento de un profesional médico para asegurarte de que no hay algo más serio que te esté pasando si tu dolor en la mandíbula y las glándulas hinchadas persisten por más de unos pocos días. Un antibiótico u otro medicamento podría ser necesario.

Consejos y advertencias

  • Si el dolor es intenso o persiste por más de un par de días, deberías buscar tratamiento médico para descartar cualquier problema de salud emergente. Nunca tomes más de la dosis recomendada de medicamentos para el dolor sin receta y no tomes analgésicos si tienes otra afección de salud que te impida hacerlo. Si estás con una medicación de mantenimiento diaria, como los diluyentes de la sangre, es posible que desees consultar a tu médico si no estás seguro de si eres capaz o no de tolerar los analgésicos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles