Salud

Cómo reducir la grasa de la espalda

Escrito por genae valecia hinesman Google

El tejido adiposo, o grasa, que se acumula en la espalda es un tema de preocupación para muchas personas obesas o con sobrepeso. Lamentablemente, a medida que la gente pasa los cuarenta años, los cambios hormonales en ambos sexos pueden incrementar las posibilidades de un exceso de grasa en esta área, aún en aquellos que tienen un peso normal. Los expertos en medicina y en deportes coinciden en que la "reducción localizada" no es efectiva ni en la espalda ni en otras partes del cuerpo, y que la mejor manera de asegurar resultados buenos es la estrategia de ponerse en forma de manera integral.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Examina la composición calórica de tus comidas. Con el tiempo, nuestros cuerpos son menos eficientes en quemar comida como combustible y más eficientes en acumularla como grasa. La grasa consumida es inmediatamente almacenada en todo el cuerpo, incluyendo la espalda. Anota lo que comes en cada comida durante dos semanas. Analiza los porcentajes de proteínas, grasas y carbohidratos que consumes. Reduce la cantidad de grasa que ingieres en un 10 por ciento y compensa la diferencia comiendo más vegetales y frutas.

  2. 2

    Cambia tu programa de ejercicios. Si actualmente entrenas, agrega 15 minutos a tus ejercicios cardiovasculares tres veces por semana o aumenta la intensidad levemente por varios minutos durante la rutina. Estos pequeños cambios pueden impactar en la cantidad de grasa almacenada en todo el cuerpo y, particularmente, en la parte superior. Si actualmente no haces ejercicios, consulta a tu médico sobre la iniciación de un programa apropiado para tus necesidades.

  3. 3

    Agrega un entrenamiento de fuerza a tu programa de ejercicios semanales. Se ha comprobado que el desarrollo de nuevo tejido muscular aumenta la tasa en la cual el cuerpo quema calorías, aún durante el descanso. Esto significa que haciendo ejercicios con pesas por lo menos dos veces por semana durante treinta minutos cada sesión puedes tonificar, tensar y adelgazar varias partes del cuerpo. Para reducir la grasa de la espalda, concentra la primera parte de tu entrenamiento en ejercicios que fortalezcan y tonifiquen esta zona.

  4. 4

    Considera incorporar natación a tu programa de actividades. Casi todas las brazadas comunes involucran el uso de los músculos de la espalda. Esto explica por qué los nadadores tienen espaldas y brazos fuertes y tonificados. Comienza por hacer algunos largos en la pileta y desarrolla tu resistencia hasta que puedas nadar continuamente durante varios minutos.

  5. 5

    Tómate tiempo para jugar. Cualquier actividad que emplee los brazos también tonificará tu espalda. Deportes como el voleibol, básquetbol y similares brindan un entrenamiento que rápidamente impactará en tus células grasas acumuladas para energía, produciendo un cuerpo en forma y una espalda delgada.

Consejos y advertencias

  • Realízate un chequeo médico completo para descartar cualquier problema de salud desconocido antes de comenzar o cambiar tu programa de ejercicios o adoptar cambios en tu dieta.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media