Cómo reducir el gusto de la pimienta negra en las comidas

Escrito por caleb schulte | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reducir el gusto de la pimienta negra en las comidas
Como con toda especia, demasiada pimienta ahoga todos los otros sabores de un plato. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Hasta para los que disfrutan de las comidas picantes, un plato lleva hasta una cierta cantidad de pimienta, porque si no es incomible. Demasiada pimienta puede desfigurar un plato, ahogando todos los otros sabores. Pero para la cocinera casera que le ha agregado accidentalmente mucha pimienta a su comida, no está todo perdido. Antes de tirar todo y comenzar de nuevo, trata con estas técnicas para reducir el gusto de la pimienta.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un conversor de medidas culinarias
  • Azúcar granulada
  • Hierbas frescas o secas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Agrega al plato azúcar granulada de a pizcas por vez. Mezcla cada pizca bien y prueba. Agrega otra pizca si todavía se siente mucho el sabor de la pimienta. Mezcla y prueba otra vez. Continúa echando azúcar de a poco hasta que la pimienta ya no se sienta tanto.

  2. 2

    Aumenta la cantidad de porciones del plato. Aumenta la cantidad de otros ingredientes, pero no incluyas la pimienta entre ellos. No necesitas doblar la cantidad de la receta, pero los ingredientes que agregues deben ser cantidades proporcionales. Por ejemplo, si tu receta original pide una taza de cierto ingrediente y añades 1/3 más, entonces deberás agregar una tercera parte de los otros ingredientes, excepto la pimienta.

  3. 3

    Agrégale hierbas frescas o secas a tu plato. Las hierbas, con sus cualidades aromáticas, enmascaran el poderoso sabor de la pimienta y además pueden mejorar el sabor de un plato. Basa el uso de las hierbas en lo que estás cocinando. Si el plato es de cerdo o carne vacuna, una hierba como el romero puede darle muy buen sabor. El orégano y la albahaca complementan muchos de los platos italianos con base de tomates. Las hierbas dulces como el eneldo y el tomillo van bien con los pescados y las aves. Prueba agregando una cucharadita llena de hierbas secas por vez. Deja que el plato se cocine por unos 15 minutos y prueba. Si necesitas, puedes agregar ¼ de cucharadita más.

  4. 4

    Agrégale un absorbente de sabores a tu plato. Las comidas con alto nivel de almidón, como las patatas, los nabos, las zanahorias y las verduras de raíz, son absorbentes naturales de sabores.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles