Cómo reducir la inflamación luego de una rinoplastia

Escrito por erica roth
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Cualquier persona que se realice una rinoplastia, también conocida como cirugía de nariz, debería esperar algún grado de inflamación. No hay una forma de evitar por completo esta inflamación en el área de los ojos, la nariz y los pómulos. En algunos casos, esta condición puede durar varios meses. Sin embargo, hay algunos pasos que puedes tener en cuenta antes y después de una rinoplastia para reducir la inflamación que esta provoca.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Compresas frías
  • Almohadones
  • Una silla reclinable
  • Analgésicos
  • Árnica

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Evita tomar medicinas de venta libre como aspirina, ibuprofeno y acetaminofeno (comúnmente llamados AINEs) durante la semana anterior a tu cirugía programada. El informe sobre rinoplastia de Las Vegas, Nevada indica que abstenerse de tomar estas drogas, así como también de bebidas alcohólicas en los días previos al procedimiento cosmético, ayuda a que tu cuerpo sane más rápidamente luego de la cirugía (Ver el informe).

  2. 2

    Levántate y deambula tan pronto como puedas luego de la rinoplastia. Caminar estimula una mejor circulación a través de tu cuerpo y puede ayudar a reducir la inflamación en la zona facial.

  3. 3

    Disminuye la inflamación alrededor de tus ojos aplicando compresas frías varias veces al día. Tu doctor te dará instrucciones específicas, pero en general una compresa fría puede usarse por hasta 20 minutos cada vez, tres veces por día. Mantén la compresa lejos de tu nariz.

  4. 4

    Mantén tu cabeza elevada tanto como puedas mientras estés despierto y también mientras duermas. Apóyate sobre una pila de almohadas o duerme en una silla reclinable para conseguir una elevación máxima. Intenta agacharte lo menos posible.

  5. 5

    Consulta a tu médico para determinar qué tipo de analgésico es seguro para ti durante el período de recuperación. Él mismo puede prescribir un analgésico o un antinflamatorio que ayude a reducir la hinchazón.

  6. 6

    Prueba la homeopatía usando gel de árnica en las zonas inflamadas de tu rostro. La árnica es un tratamiento natural para el dolor, los moretones y la inflamación. Usa esta sustancia sólo con permiso de tu médico.

  7. 7

    Sigue todas las instrucciones postoperatorias de tu doctor para impedir que se incrementen la inflamación, el sangrado y otras complicaciones. Conserva tus vendajes por el tiempo estipulado y no realices ejercicios fuertes hasta que tu doctor te dé luz verde.

Consejos y advertencias

  • Limita la probabilidad de inflamación adicional reduciendo el sodio en tus alimentos. Una dieta alta en sodio puede conducir al aumento de edema en algunas personas, sin tener en cuenta si han tenido una cirugía reciente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles