¿Como reducir la miostatina?

Escrito por michael staib | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Como reducir la miostatina?
El ejercicio adecuado y regular es tu mejor aliado.

La miostatina (GDF-8) es un factor de crecimiento en forma de proteína que puede obstaculizar el desarrollo muscular y debilitar la fuerza física en algunas personas. En estos casos, las actividades que construyen el músculo en general ayudan a contrarrestar e incluso permiten suprimir la degradación muscular causada por este compuesto que se produce en el cuerpo de manera natural. La mayoría de la gente tiene un equilibrio normal de la miostatina. Sin embargo, las personas con un condición llamada hipertrofia muscular relacionada con la miostatina -una rara deficiencia de esta proteína- a menudo presentan un desarrollo constante de los músculos sin ningún tipo de entrenamiento. Estos individuos heredan un gen mutado que hace que el cuerpo reduzca la miostatina al mínimo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Desarrolla un régimen constante de entrenamiento de fuerza. Incorpora diferentes tipos de ejercicios como flexiones, pesas y entrenamiento de resistencia; o mueve objetos pesados​​, estira los músculos con frecuencia y haz pilates y natación. Esta variedad de ejercicios realizada de manera consistente, te ayudará a tonificar tus músculos, a aumentar la fuerza y a minimizar la miostatina. Un estudio de la Universidad de Pittsburgh encontró que los participantes que realizaron nueve semanas de entrenamiento de resistencia con pesas, disminuyeron la producción de miostatina en un 37 por ciento.

  2. 2

    Combina ejercicios de calentamiento con ejercicios intensos de resistencia para disminuir los efectos de la miostatina. Los ejercicios que fortalecen los músculos a través de pesas y rutinas de resistencia, y que adicionalmente requieren de la contracción de los músculos esqueléticos, fortalecerán los músculos, atenuando la miostatina.

  3. 3

    Consume proteína (aminoácidos) en abundancia; particularmente la de suero compuesto específicamente diseñado para fomentar el desarrollo muscular cuando se combina con el ejercicio. La proteína de suero estimula la producción natural en el cuerpo del trifosfato de adenosina, un compuesto químico que se convierte en energía mitocondrial y que es utilizado por el sistema para aumentar la masa muscular y la fuerza física.

  4. 4

    Consume alimentos enriquecidos con hierro; como carnes magras, pescado, nueces, frijoles y lentejas. El hierro resulta indispensable para el desarrollo de tejido muscular sano. Estos alimentos también contienen vitaminas del complejo B; el suministro de energía que promueve el desarrollo muscular y un metabolismo saludable. No te olvides de consumir una gran cantidad de antioxidantes como los encontrados en frutas y verduras frescas. Estos ayudan a prevenir la oxidación provocada por el exceso de cortisol acumulado. Considera la posibilidad de tomar un suplemento completo que contenga las vitaminas C y E.

  5. 5

    Pregunta a tu médico si debes usar inhibidores de la miostatina del tipo de los que se encuentran en los suplementos comerciales de culturismo físico. Sé cuidadoso y no olvides preguntar acerca de los efectos secundarios generados; como lo es el posible aumento de lesiones del tendón.

  6. 6

    Busca información acerca de los suplementos de coenzima Q10. La coenzima Q10 existe activamente en todas las células del cuerpo humano. Los suplementos de coenzima Q10 fomentan el desarrollo muscular mediante la restauración de las células de los músculos fatigados.

  7. 7

    Averigua todo lo que puedas sobre el resveratrol; un antioxidante poderoso que se encuentra en las uvas y el vino tinto, que es muy aclamado por su capacidad para regular el metabolismo. El resveratrol se encuentra de forma natural en el vino tinto y las uvas, pero a menudo en cantidades casi insignificantes. Los suplementos son una manera eficiente de obtener una dosis adecuada de antioxidantes.

  8. 8

    Evita el estrés. El estrés excesivo eleva el cortisol, que estimula la liberación de miostatina, lo que agrava la degradación del músculo. Al reducir el estrés, indirectamente, reduces la miostatina.

  9. 9

    Obtén de siete a diez horas de sueño al día. El cuerpo requiere de horas sueño de calidad para rehabilitarse, lo que resulta indispensable como mecanismo de autodefensa destinado a prevenir y proteger el sistema de la invasión de los radicales libres. El sueño facilita la reparación del cuerpo, reduciendo el estrés y por lo tanto, regulando los niveles de cortisol. Todos estos factores te ayudarán a mitigar la miostatina y a maximizar la fuerza muscular y la resistencia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles