Cómo reducir los niveles de amoníaco en el cuerpo de manera natural

Escrito por noah mcbeth | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Un alto nivel de amoníaco, o hiperamonemia, en el torrente sanguíneo puede ser fatal si no recibe tratamiento. Los niveles de amoníaco aumentan a causa de problemas en el hígado o hepatitis grave. En algunas personas, cuando estos valores son muy altos pueden causar cambios en el metabolismo, confusión, aletargamiento y pérdida de la memoria. En casos graves, incluso puede llevar a la persona a un estado de coma. Sin embargo, existen numerosas formas de reducir los niveles de amoníaco en el cuerpo. Si trabajas de manera conjunta con tu médico y cuentas con los medicamentos y los tratamientos apropiados, podrás controlar la hiperamonemia de manera efectiva.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua
  • Limón o frutas cítricas
  • Cápsulas de silimarina
  • Agua de coco

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Bebe mucha agua. El agua potable te hará orinar con mayor frecuencia, lo que le permitirá a tu organismo expulsar el amoníaco de manera efectiva.

  2. 2

    Mantente hidratado con agua de coco, lo que te hará orinar incluso más veces que el agua potable y, por consiguiente, será una ayuda adicional para reducir los niveles de amoníaco.

  3. 3

    Agrégale limón al agua para ayudar al hígado en la descomposición de las toxinas dañinas. Beber jugo de limón contribuye al buen funcionamiento del hígado, lo que ayuda a reducir los niveles de amoníaco en el cuerpo y en el sistema. También puedes optar por comer algunos cítricos para colaborar aún más con el hígado. Las naranjas, los limones y las limas son buenos para reducir los niveles de amoníaco.

  4. 4

    Deja de consumir bebidas alcohólicas. El alcohol daña aún más al hígado y puede promover una mayor producción de amoníaco en el organismo.

  5. 5

    Beber té puede contribuir a mantener tus sistemas internos limpios y libres de toxinas. El té verde contiene catequinas que ayudan a prevenir células cancerosas y liberan a tu cuerpo de peligrosas toxinas y, por lo tanto, contribuyen en la ardua tarea del hígado.

  6. 6

    Toma cápsulas de silimarina para cuidar tu hígado. También se las denomina cápsulas de cardo mariano y son hepatoprotectoras, lo que significa que protegen al hígado de las toxinas. Las cápsulas de silimarina se emplean para tratar la hepatitis C y la cirrosis provocada por el consumo de alcohol. Debido a que la silimarina es un derivado del cardo mariano, es considerada segura y natural.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles