Cómo reducir los zapatos a un tamaño más pequeño

Escrito por erick kristian | Traducido por cp mérida
Cómo reducir los zapatos a un tamaño más pequeño

Puedes usar plantillas para hacer el espacio interior del zapato más pequeño.

The pair of old destroyed safety shoes image by Carabay from Fotolia.com

Hacer los zapatos grandes más pequeños es un problema sin una solución ideal. A diferencia de la ropa que está hecha de una tela, los zapatos suelen estar hechos de una variedad de materiales que no son retráctiles. La mayoría de los zapatos tienen algún tipo de plástico, cuero o madera en ellos. Es imposible reducir el tamaño del plástico en casa. La única parte que podría llegar a reducirse es la porción de tela superior del zapato. Sin embargo, existen algunos trucos para lograr que los zapatos queden más apretados.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Unas plantillas
  • Una lavadora
  • Una secadora
  • Un agarra talón

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Compra plantillas. Las media plantillas y las plantillas completas proporcionan diferentes niveles de apoyo. Si el zapato está bien ajustado hacia adelante donde se ubican los dedos pero está flojo en la parte posterior, entonces una plantilla media del talón podría funcionar. Apila plantillas una encima de otra hasta que el zapato se vuelva más cómodo. A veces puedes necesitar hasta tres a cuatro capas de plantillas apiladas para conseguir el mejor ajuste. Puedes combinar las media plantillas y las completas, por ejemplo, puedes usar dos plantillas completas para apretar un poco el sector dedo del pie y luego otras dos media plantillas para ajustar el talón. Experimenta y descubre lo que funcione mejor. Las plantillas se pueden comprar en las tiendas de zapatos y en la mayoría de las farmacias.

  2. 2

    Coloca tiras de tacón, posiblemente con plantillas. Los agarradores de talón son como las plantillas, pero están diseñados para mantener el talón sin movilidad dentro de un zapato. Éstos generalmente son más pegajosos que las plantillas, lo que garantiza menos probabilidad de que el pie se mueva en el interior del zapato. Los agarra talón, al igual que las plantillas, vienen en mitades y completos.

  3. 3

    Ata los cordones apretados. Una solución sencilla consiste en eliminar los encajes, aprieta tan firmemente como sea posible y átalos como sea posible. Esto asegurará que el zapato sea más pequeño alrededor de tu pie.

  4. 4

    Lava los zapatos. Esto sólo funciona con zapatillas o zapatos de lona u otro tejido. Nunca laves los zapatos de cuero, ya que el lavado puede arruinarlos o dañarlos; por lo que hacerlo es por tu propio riesgo. Coloca solo los zapatos en la lavadora en lugar de lavarlos junto con otros elementos. Selecciona la posición más caliente de la máquina de lavar, y selecciona un ciclo suave. Una vez que los zapatos han ya estén lavados, colócalos en la secadora. Seca los zapatos en el ajuste más caliente. Este proceso reducirá su material, logrando que se reduzca su material pero no la suela de goma. Es probable que este proceso dañe los zapatos, por lo tanto es mejor realizarlo con un par de zapatos viejos y no nuevos.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media