Cómo reemplazar la harina blanca por harina integral en las recetas

Escrito por athena hessong Google | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reemplazar la harina blanca por harina integral en las recetas
Aprende a ajustar tus recetas para usar harina integral y cocinar de manera más saludable. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

Usar harina integral para repostería hará que tus recetas sean más saludables, pero puede cambiar dramáticamente el sabor y textura. Las harinas de trigo integrales difieren de las harinas blancas en que incluyen todo el grano, pero tienen un menor contenido de gluten. Sustituir harina integral en recetas que requieren de harina blanca hace que sean necesarios algunos ajustes a los ingredientes y las técnicas para asegurar el éxito del producto terminado.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Harina de granos integral
  • Cuchara
  • Taza medidora
  • Gluten de trigo (harina de gluten)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Reemplaza la harina blanca por harina integral en cualquier receta de repostería

  1. 1

    Reemplaza hasta un tercio de la cantidad total de harina blanca por harina de trigo integral para mantener la textura original. Como alternativa, usa 7/8 de taza de harina de grano integral por cada una taza de harina blanca para reemplazar completamente esta última en cualquier receta, produciendo un resultado más denso.

  2. 2

    Continúa siguiendo la receta según lo indicado, excepto en las recetas de pan. Opta por este reemplazo para galletas, pasteles y panes rápidos.

  3. 3

    Sigue la receta prestando atención a cómo la pasta o masa debe lucir luego de mezclar los ingredientes. Ten a mano algo de líquido adicional para añadir en caso de que la harina integral no absorba tanto como la harina blanca. Las variedades de harina blanca retienen distintas cantidades de humedad, y puede que necesites añadir más harina o líquido para obtener la textura adecuada.

    Usa harina integral en los panes con levadura

  1. 1

    Reemplaza cada taza de harina blanca por 7/8 de harina de trigo integral para lograr un pan totalmente integral con una textura más densa y un sabor más fibroso. Haz una horma más liviana sustituyendo sólo un tercio de la harina blanca por harina integral. Por ejemplo, usa 1/3 de taza de harina de trigo integral y 2/3 de taza de harina blanca por cada 1 taza de harina en la receta.

  2. 2

    Añade una cucharada de harina de gluten (gluten de trigo) a cada taza de harina integral que reemplace a la harina blanca en las recetas. Usa esta adición cuando sustituyas la harina integral por harina blanca.

  3. 3

    Cambia la técnica para mezclar el pan para fortalecer la masa combinando la levadura, el agua y el azúcar y dejándolas asentar hasta que burbujeen. Combina el gluten con la harina integral, y mezcla la mitad de esta combinación con la levadura. Deja reposar por dos horas o toda la noche. Continúa con la receta como se indica. Usa este método para cualquier receta que lleve levadura y amasado, como masa de pizza, bollos con levadura y pan.

Consejos y advertencias

  • Las recetas que sustituyen la harina blanca por harina integral tendrán una textura más pesada y fibrosa que aquellas en las que usas ambos tipos de harinas o sólo una parte de harina integral.
  • Mide la harina integral transfiréndola a la taza medidora con una cuchara en lugar de verterla directamente del recipiente.
  • Los panes no levarán tanto cuando uses harina integral como cuando usas harina blanca, y la masa tendrá una consistencia más pegajosa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles