Cómo reemplazar la junta de la puerta de una chimenea

Escrito por heide braley Google | Traducido por meme traverso lizarraga
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reemplazar la junta de la puerta de una chimenea
Cambiar las juntas aumentará la eficacia de tu fuego.

Después de varios meses de uso, las juntas de la puerta interna de una chimenea tienden a desgastarse y necesitan ser reemplazadas. Esto aumentará la eficacia de tu fuego e impedirá el exceso de flujo de aire que entra en ella. Aquí hay algunas pautas que te ayudarán a completar el proceso.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 junta de chimenea
  • Cemento para juntas de chimenea
  • Guantes de goma
  • Protección de los ojos
  • 1 trapo humedecido
  • Tijeras

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Deja que la cámara de combustión se enfríe completamente. No querrás aplicar el cemento sobre un metal caliente o se secará demasiado rápido sin formar un buen sello. Esta es una buena oportunidad para vaciar el exceso de cenizas de la cámara de combustión mientras esperas que se enfríe.

  2. 2

    Mide el largo del canal en el que se insertará la junta. Asegúrate de que la junta sea del ancho indicado para el canal. Corta la junta del largo correcto, dejando un poco más para poder trabajar.

  3. 3

    Ponte los guantes de goma y la protección para tus ojos por seguridad. Limpia el interior del canal con un trapo húmedo. Si hay alguna junta vieja por dentro, quítala o ráspala. Limpia la superficie con un trapo limpio y seco.

  4. 4

    Aplica una gota de cemento de 1/8'' (3 mm) en el canal frío y limpio alrededor de la puerta. No querrás aplicar más de lo necesario, ya que se extenderá cuando la puerta se cierre y empujes la junta firmemente en su lugar.

  5. 5

    Empuja la junta dentro del canal con el cemento en su lugar. Colócala bien por todo el contorno, empujándola dentro de la abertura del canal con un destornillador o cualquier herramienta de borde plano. Cierra la puerta para asegurarte de que encaja. Recorta el exceso de la junta.

  6. 6

    Abre la puerta y limpia cualquier exceso de cemento con un trapo húmedo. El cemento es a base de agua, por lo que debería limpiarse fácilmente. Mantén abierta la puerta interna de la chimenea por lo menos durante 1 hora para dejar que se seque. Enciende un fuego suave para acumular el calor poco a poco durante el primer calentamiento.

Consejos y advertencias

  • El cemento es casi imposible de eliminar una vez que se seca, así que límpialo de inmediato.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles