Cómo reemplazar la puerta del armario por una cortina

Escrito por francine richards | Traducido por mariana nonino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reemplazar la puerta del armario por una cortina
En lugar de tela, puedes colocar una cortina de cuentas o de cadenas para lograr un estilo más dramático. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Las puertas no vienen en demasiadas variedades, pero en cambio las cortinas vienen en muchos estilos, colores, telas, tamaños y grosores. Como alternativa a la puerta de un armario, puedes usar una cortina que te permite darle personalidad desde una manera muy creativa a tu habitación. El uso de barrales para colocar las cortinas, como en las salas de los hospitales, hace que tengas una fácil apertura y cierre. Elige cortinas con colores y diseños que complementan y mejoren tu habitación, dándole un efecto de pared que fluye, a diferencia de la sensación de firmeza de la puerta tradicional del armario.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Barral de cortina con soportes y tornillos
  • Martillo
  • Destornillador de cabeza plana
  • Taladro
  • Lápiz

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Retira la puerta existente del armario, pero guárdala en caso de que quieras volver a colocar la puerta en el futuro. Cierra la puerta y suelta el pasador de la bisagra tocando la parte inferior con un martillo y un clavo. También puedes colocar un destornillador de punta plana debajo de la cabeza de la bisagra y darle un golpe con un martillo hasta que se afloje. Saca el pasador y continúa con el resto de las bisagras de la puerta.

  2. 2

    Abre la puerta poco después de haberle quitado los pasadores y retira suavemente la puerta de las bisagras para que no se te caiga encima o en el suelo. También es posible que te convenga quitar la perilla de la puerta e instalarla en otra puerta, si quieres reutilizarla. Retira las bisagras del marco de la puerta con un destornillador o un taladro.

  3. 3

    Mide el área por encima del marco de la puerta del armario para determinar dónde colocar el barral de la cortina, ya sea frente al marco de la puerta o dentro del armario, según el lugar donde deseas que las cortinas vayan. Idealmente, el barral debería estar ubicado aproximadamente a medio camino entre el borde superior del marco de la puerta y el techo. Basándote en la distancia del tramo, mide el punto para poder colocar el barral de la cortina en ese mismo lugar. Marca cada punto con un lápiz suave.

  4. 4

    Mira las marcas desde una distancia para verificar que haya uniformidad. Inserta chinchetas en las marcas, pasa un hilo entre ellas y observa el resultado para garantizar aún más la uniformidad. Ajusta según sea necesario. Una vez que confirmes el nivel de la línea y del espacio, perfora unos agujeros para poder instalar el barral. Inserta los soportes, incluyendo los tornillos, tapones o placas que vienen con el barral de la cortina. Muchos barrales son ajustables, así que si es necesario, cambia la longitud para que coincida con el marco de la puerta y la colocación de los soportes.

  5. 5

    Amarra y cuelga las cortinas al barral. Puedes elegir sólo una cortina que se mueve de lado a lado o dos, dependiendo del tamaño del marco de la puerta de tu armario. Corta la parte inferior de la cortina si es demasiado larga. Si haces tus propias cortinas, mide desde el barral hasta el suelo y saca por lo menos 1 pulgada (2,5 cm) de la parte inferior para que la cortina no se arrastre por el suelo.

Consejos y advertencias

  • Antes de retirar la puerta, desliza un pedazo de cartón o de tela debajo de la puerta para proteger tu suelo, especialmente en superficies sin alfombras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles