Cómo reemplazar un solenoide de la transmisión Vs. reconstruirlo

Escrito por baptist johnson | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reemplazar un solenoide de la transmisión Vs. reconstruirlo
La reparación de tu propio vehículo puede ahorrarte algo de dinero. (IT Stock Free/Polka Dot/Getty Images)

El solenoide de control es un componente esencial del sistema de transmisión. Ayuda a regular el bloqueo del convertidor de torque, el control de la presión y el desplazamiento y la aceleración rápida al pasar las marchas. Un síntoma común de que un solenoide de control está defectuoso es cuando tu transmisión experimenta problemas al cambiar de marcha. Durante el movimiento, tu vehículo se saldrá de la marcha. Los problemas con el solenoide de control están a menudo acompañados porque puedes ver que la luz de revisión de la transmisión está iluminada en el salpicadero. Una vez que hayas verificado que tu solenoide de control de la transmisión está en mal estado, deberás repararlo inmediatamente. Considera reemplazar el componente, en lugar de tratar de reconstruir tu transmisión completamente.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Solenoide de reemplazo
  • Aceite de la transmisión
  • Juego de filtro de la transmisión
  • Llave y juego de tomas
  • Destornillador de cabeza plana
  • Bandeja de aceite
  • Gato
  • Soportes para gato
  • Trapo de tela

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Conduce tu vehículo a una tienda de repuestos para automóviles. Pídele a un técnico que conecte un dispositivo informático de códigos de diagnóstico a tu vehículo. La mayoría de tiendas de automoción harán esto de forma gratuita. Utiliza el código de diagnóstico para identificar cuál solenoide de la transmisión se ha dañado. Tu vehículo puede utilizar hasta seis solenoides.

  2. 2

    Compra un solenoide de repuesto en la tienda de autopartes. Conduce tu vehículo a un lugar seguro para completar tus reparaciones. Un garaje con buena ventilación puede ser una opción adecuada. Asegúrate de que el área que elijas tenga un suelo uniforme y esté libre de obstáculos.

  3. 3

    Estaciona tu vehículo y apaga el motor. Aplica bloques de ruedas a las ruedas traseras para ayudar a evitar que el vehículo se mueva mientras estás sustituyendo el solenoide. Levanta la parte frontal del vehículo con un gato. Coloca los ejes delanteros sobre los soportes para gato para mantener el vehículo elevado.

  4. 4

    Arrástrate debajo del área del capó del vehículo. Localiza la transmisión cerca de la parte frontal del área del capó en el lado del conductor del vehículo. Inspecciona cuidadosamente la transmisión. Observa que hay un compartimiento de fluido conectado a la parte inferior de la transmisión. Coloca una bandeja de aceite directamente debajo de este compartimento de fluido.

  5. 5

    Quita los tornillos que sujetan el compartimiento de fluido de la transmisión utilizando un juego de llaves y de tomas. Puedes probar algunas tomas antes de encontrar la toma del tamaño adecuado para los tornillos de montaje de la transmisión. A medida que estés aflojando los tornillos de transmisión, el fluido probablemente se derramará desde el recipiente de fluido. Esto es normal. Ajusta la bandeja de aceite lo necesario para recoger la fuga del líquido de la transmisión. Coloca cada tornillo a un lado mientras lo extraes de la transmisión.

  6. 6

    Haz una palanca en el contenedor de fluido de la transmisión con un destornillador de cabeza plana. Vierte el líquido de la transmisión restante en la bandeja de aceite. Coloca el recipiente de fluido a un lado. Inspecciona el interior de la transmisión. Localiza el área de la carcasa del solenoide. Ten en cuenta que cada solenoide está codificado por colores para ayudarte a identificar los diferentes componentes.

  7. 7

    Localiza el solenoide que necesitas sustituir utilizando los cables codificados por colores para obtener ayuda. Asegúrate de que los cables codificados por color coincidan con el color del solenoide de reposición que has adquirido. Inspecciona el solenoide para un perno de montaje. Retira el tornillo con una llave si encuentras uno. Desconecta el cable del solenoide simplemente tirándolo lejos de éste. Haz una palanca en el solenoide de la transmisión con un destornillador de cabeza plana. Desecha el solenoide.

  8. 8

    Aplica una pequeña cantidad de líquido de la transmisión al solenoide de reemplazo. Asegúrate de que la junta tórica esté bien lubricada. Sustituye el solenoide desechado con el solenoide de reposición. Presiona el solenoide en su lugar hasta que oigas un chasquido. Vuelve a conectar el cable al solenoide. Vuelve a colocar el perno de montaje, si es que habías retirado uno.

  9. 9

    Limpia el recipiente del líquido de la transmisión utilizando un trapo limpio. Asegúrate de que todo el líquido de la transmisión y el material de la junta usada sea eliminado del recipiente. Limpia bien el líquido, las virutas y el polvo del recipiente. Aplica una nueva junta al borde de la bandeja de aceite. No utilices más que un cordón delgado o arriesgarás dañar tu transmisión.

  10. 10

    Vuelve a colocar la bandeja de fluido en el tren de aterrizaje de tu transmisión. Vuelve a colocar los tornillos de montaje que quitaste antes y que colocaste a un lado. Deja que la junta se fije según las instrucciones dadas en el tubo de la junta. Sal de debajo del vehículo. Baja el vehículo al suelo. Vuelve a llenar el vehículo con el líquido de transmisión nuevo. Mientras rellenas el líquido de la transmisión, revisa el nivel de fluido a menudo. No sobrecargues tu transmisión.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles