¿Cómo reemplazo un resorte de una cortina comercial enrollable?

Escrito por david miller | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo reemplazo un resorte de una cortina comercial enrollable?
Los espacios para almacenar y otro tipo de instalaciones usan cortinas enrollables. (Blue Garage Door image by steverts from Fotolia.com)

Los resortes que se utilizan en cortinas enrollables para comercios se presentan en varios diseños. Una cortina muy común es la que se usa en espacios para almacenamiento. Los resortes que se emplean son de torsión. Es decir, giran y se desenroscan para ayudar a subir y bajar la cortina. Con el tiempo, esos implementos se desgastan y debes reemplazarlos para continuar operando la cortina, pero si es difícil de abrir y cuando la abres cae libremente sobre la barra superior en vez de enrollarse, esto significa que un resorte se ha roto. Una persona fuerte puede cambiar un resorte pequeño en menos de dos horas; pero para una cortina grande se requerirá de dos personas con fuerza.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 2 carracas (o conductores eléctricos)
  • Enchufes de 5/16, 3/8, 7/16, 1/2 pulgada (0,79; 0,95 mm; 1,11; 1,27 cm)
  • Pinzas de presión
  • Alicates
  • Lima plana
  • Martillo o mazo
  • Tornillos de repuesto, tuercas, arandelas, chavetas
  • Resortes de repuesto (para lado izquierdo y derecho)
  • Caja de herramientas
  • Escalera de mano
  • Guantes de cuero
  • Escoba
  • Aceite o WD-40
  • 4 pies (1,21 m) de cuerda o cinta elástica para bungee

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Para desmontar y quitar el resorte roto

  1. 1

    Levanta la puerta y pon las herramientas, las partes y la escalera en el interior. Usa la caja de herramientas para mantener la cortina abierta lo suficiente para que haya luz y puedas salir.

  2. 2

    Si te encuentras en el interior y la cortina está frente a ti, ligeramente lima el extremo derecho del eje del rodillo para eliminar el óxido y rebabas. Tira del pasador al lado del cojinete. Barre el polvo y la suciedad acumulados en la puerta. Lubrica ligeramente el extremo derecho del eje del rodillo y del cojinete.

  3. 3

    Quita los tornillos de la hoja de metal, sosteniendo los discos del rodillo que se ubican en la parte superior. Maneja la puerta con guantes de cuero para evitar lesiones.

  4. 4

    Retira las tuercas de los tornillos que sujetan el soporte en la pared izquierda, ubicadas en el extremo izquierdo de la barra del rodillo. Usa las pinzas de presión y sujeta la cabeza de cada uno de los tornillos donde se apoya el soporte izquierdo en la parte superior del riel. Utiliza una carraca para quitar las tuercas y arandelas. Deja uno de los tornillos en su lugar hasta que estés listo para bajar el ensamble de la barra del rodillo.

  5. 5

    Coloca la escalera justo a la izquierda del centro de la barra del rodillo y coloca el martillo encima de la escalera. Sujeta la barra del rodillo hacia arriba, saca el perno del soporte restante y tira de la barra del rodillo a la izquierda. Si es necesario, golpea suavemente el soporte de la derecha mientras tiras de la barra a través de los rodamientos del eje derecho. Mantén la barra horizontal. Cuando la barra del rodillo quede libre del rodamiento, bájala con cuidado al suelo.

  6. 6

    Retira el pasador de chaveta del extremo izquierdo del eje y desliza hacia fuera el soporte izquierdo, teniendo en cuenta su orientación en la barra del rodillo. Ligeramente lima el óxido y las rebabas que veas en la barra y engrásala un poco. Alinea el resorte de repuesto contra el que se ha roto para asegurarte de que la bobina vaya de la misma manera. Vas a colocar el resorte de repuesto, de manera que la espiral quede opuesta al otro extremo. Utiliza una carraca y pinzas de presión para retirar los tornillos y las tuercas de los dos extremos del resorte roto.

    Para colocar los nuevos muelles y remontar la cortina

  1. 1

    Desliza el nuevo resorte izquierdo y el soporte de la izquierda en la barra del rodillo, asegurándote de que el soporte esté orientado en la misma forma en que estaba cuando lo quitaste. Une el resorte al soporte y al disco del rodillo. Vuelve a colocar el pasador izquierdo. Desliza el nuevo resorte hacia el lado derecho en el otro extremo de la barra del rodillo y adjúntalo al disco del rodillo con un tornillo del mismo tamaño del montaje; incluyendo el tornillo, la tuerca, la arandela y la arandela de seguridad que usaste en el muelle izquierdo. Ensambla un tornillo al otro extremo del resorte derecho, procurando no hacerlo después en el soporte. Ahora ya habrás instalado el resorte en la de barra de rodillo.

  2. 2

    Levanta la barra del rodillo y desliza el extremo derecho en el rodamiento del eje de la derecha. Usa el martillo para golpear ligeramente en el soporte si es necesario. Pulsa uno de los tornillos a través del soporte del riel izquierdo o si es necesario muévelo hacia atrás y, de esta manera, podrás mantener el ensamble en su lugar. Vuelve a colocar los demás tornillos del soporte, enroscando las tuercas sin apretar. Fija el primer tornillo y aprieta todas las tuercas y pernos firmemente. Vuelve a colocar el pasador a la derecha.

  3. 3

    Coloca la carraca encima de la escalera. Usando guantes, utiliza un disco del rodillo para dar dos vueltas a la barra del rodillo, en dirección a la puerta como si fueras a cerrarla. Usa un guante como cuña para sujetar el disco del rodillo, ubicándolo entre el disco y la puerta para sostenerla mientras usas la otra mano para reemplazar los tornillos de metal que sostienen la puerta a los discos. Esto te puede llevar varios intentos hasta que sepas cómo hacerlo.

  4. 4

    Abre la puerta y retira los tapones que se ubican dentro o afuera, dependiendo del modelo de la cortina, procurando dejar todo en orden. Ábrela con cuidado. Tan pronto como las esquinas inferiores de la cortina aclaren los rieles a los lados, tira del borde inferior enrollando la cortina con más fuerza. Fija las cuerda o las cintas elásticas alrededor de la puerta y amárralas a sí mismas. Enrolla la puerta con dos vueltas adicionales como si estuvieras cerrándola. Después, desliza las esquinas inferiores en los rieles. Mantén una ligera tensión en el borde inferior y suelta los amarres.

  5. 5

    Tira de la cortina para que la cierres perfectamente y vuelve a abrirla. Debes sentir una ligera tensión cuando la abres y cuando está casi abierta. Si no es así, vuelve a colocar los amarres y aprieta o afloje la puerta una vez más. Vuelve a revisar. Cuando sientas la tensión correcta, es momento de colocar los tapones. Comprueba que todo los implementos de la cortina se sientan firmes y estén en buen estado. Limpia y guarda tus herramientas.

Consejos y advertencias

  • Las cortinas grandes utilizan dos resortes. Vuelve a colocar los dos cada vez que uno se rompa. Utiliza un solo resorte en la cortina. Por alguna razón, los proveedores suelen ofrecer estos aditamentos en pares coincidentes. Instalar un repuesto hace que en pocos años, cuando ese primer resorte se rompa, todo lo que tengas que hacer es atornillar el repuesto y enrollar un par de veces para tensarla correctamente. Los modelos de cortinas más recientes han incrementado los mecanismos de tensión. Revisa los manuales del fabricante para tomar las pautas de seguridad y de funcionamiento. Estos modelos son más fáciles de tensar, especialmente las cortinas grandes.
  • Al apretar el resorte, la barra de rodillo se encontrará bajo mucha tensión y podría girar rápidamente y cortar incluso los guantes de cuero si gira sola. Nunca dejes que una cortina se cierre completamente cuando alguien se encuentre adentro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles