Cómo refinanciar la deuda de la tarjeta de crédito

Escrito por ehow contributor | Traducido por juan manuel rodriguez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo refinanciar la deuda de la tarjeta de crédito
Refinanciar la deuda de la tarjeta de crédito.

Refinanciar significa tomar un nuevo préstamo, por lo general con condiciones favorables, para cubrir un préstamo existente. Para refinanciar la deuda de la tarjeta de crédito, toma un solo préstamo para pagar todas tus tarjetas. Una forma de refinanciar dicha deuda es sacar una segunda hipoteca o préstamo con garantía hipotecaria. Otra manera es transferir varios saldos de tarjeta de crédito a otra tarjeta con un límite alto, y baja APR (APR, del inglés annual-percentage rate), o tasa de porcentaje anual.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Prestador
  • Tarjeta de crédito con máximo balance alto, y bajo APR

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Refinanciamiento por obtención de un préstamo con garantía hipotecaria

  1. 1

    Habla con varios prestamistas para obtener el mejor trato posible. Asegúrate de que no haya penalización por amortización anticipada del préstamo.

  2. 2

    Pide prestado sólo lo suficiente para pagar tus tarjetas de crédito. Puede ser tentador pedir prestado hasta el valor total de tu hogar, pero esto sólo te dejará con otra gran deuda que pagar. Cuida el problema de la tarjeta de crédito, y luego considera adoptar un nuevo préstamo para otros fines.

  3. 3

    Cancela o bloquea las tarjetas de crédito una vez que se paguen. No quieres cargar las tarjetas de crédito de nuevo, estira tu presupuesto para pagar las tarjetas de crédito y un nuevo préstamo con garantía hipotecaria.

  4. 4

    Reembolsa la segunda hipoteca o préstamo con garantía hipotecaria lo más rápido posible.

    Refinanciamiento por transferencia de balances a otra tarjeta de crédito

  1. 1

    Encuentra la tarjeta de crédito adecuada, una con un límite alto, y bajo APR. Algunas tarjetas ofrecen un descanso en el interés de las transferencias de saldo. Podrás ser capaz de negociar con una de tus tarjetas de crédito existentes para conseguir tu límite elevado y tu APR bajo.

  2. 2

    Transfiere todos los saldos pendientes a la tarjeta designada.

  3. 3

    No hagas nuevos cargos a la tarjeta a los saldos que se han transferido.

  4. 4

    Guarda bajo llave o cancela tus tarjetas de crédito. No cargues artículos adicionales a las mismas.

  5. 5

    Paga el saldo restante de la tarjeta tan pronto como sea posible. Trata de pagar por lo menos 5 o 6% del saldo cada mes. Paga muy por encima del pago mínimo.

Consejos y advertencias

  • Un préstamo con garantía hipotecaria significa que estás poniendo tu casa como garantía de la deuda. Si no pagas tu préstamo hipotecario, podrías perder tu casa.
  • Una vez que hayas refinanciado tus tarjetas de crédito y conseguido salir de la deuda, mantén una tarjeta de crédito a mano en caso de emergencia y bloquea o cancela el resto de ellas. No quieres llegar a estar de vuelta en problemas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles