Reflujo gastroesofágico: náuseas después de comer

Escrito por elle paula | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Reflujo gastroesofágico: náuseas después de comer
Náuseas después de comer. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

REG, también conocido como la enfermedad del reflujo gastroesofágico, es un desorden digestivo crónico caracterizado por un dolor punzante en el pecho y náuseas después de comer. El dolor y las náuseas ocurren como resultado de ácido estomacal y bilis que suben al pecho y garganta después de que los alimentos entran al estómago.

Otras personas están leyendo

Psicología

El esófago y el estómago hacen parte de la primera porción del tracto digestivo. Cuando los alimentos son tragados a través de la boca, viaja por el esófago y entra al estómago a través de una válvula llamada esfínter esofágico inferior. En circunstancias normales, el esfínter esofágico inferior se abre para dejar pasar los alimentos y después se cierra para prevenir que los mismos alimentos y los ácidos estomacales se devuelvan por el esófago. En aquellas personas con la enfermedad gastroesofágica, el esfínter esofágico inferior no se cierra apropiadamente. Si el esfínter se mantiene abierto, los ácidos estomacales y la bilis son capaces de subir por el esófago.

Causas

Un número de factores contribuyen al desarrollo de la enfermedad del reflujo gastroesofágico. Aquellas personas que fuman y beben alcohol excesivamente tienen un alto riesgo de desarrollar la enfermedad. La obesidad también puede resultar en esta enfermedad. Ciertos medicamentos, como los antidepresivos, medicamentos para la alta presión arterial y los sedantes también pueden causar la enfermedad del reflujo gastroesofágico.

Síntomas

Además de la acidez y las náuseas después de comer, las personas con la enfermedad del reflujo gastroesofágico pueden experimentar una respiración sibilante, tos, dificultades para tragar, hipo, cambios de voz, dolor de garganta y regurgitación de alimentos, según Medline Plus.

Tratamiento

El tratamiento inicial para la enfermedad del reflujo gastroesofágico usualmente consiste en medicamentos de venta libre que controlan los ácidos, según MayoClinic.com. Las opciones de tratamiento de venta libre incluyen antiácidos, medicamentos para reducir la producción de ácidos y medicamentos para curar el daño ocasionado por los ácidos. Si estos medicamentos de venta libre no tienen éxito, el médico puede recetar medicamentos más fuertes. Ocasionalmente, se necesita la cirugía para corregir el esfínter esofágico inferior.

Complicaciones

Con el tiempo, el ácido estomacal y la bilis asociados con la enfermedad gastroesofágica pueden causar un daño serio en el esófago. Puede ocurrir una estenosis esofágica, la cual consiste en estrechar el esófago debido al tejido de cicatrización. El ácido estomacal también puede erosionar el tejido esofágico, lo cual puede resultar en una llaga abierta llamada úlcera esofágica. Los cambios de las células pre cancerosas también se pueden desarrollar como resultado de una exposición crónica al ácido estomacal y la bilis.

Modificaciones del estilo de vida

Puede ser posible para aquellos con la enfermedad del reflujo gastroesofágico evitar el dolor de pecho y las náuseas después de comer al seguir unas cuantas recomendaciones para la dieta. Evitar alimentos desencadenantes, como los fritos, el alcohol y el chocolate, puede ayudar a aliviar los síntomas. Esperar por lo menos tres horas antes de recostarse después de una comida también puede ayudar a reducir la acidez y las náuseas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles