Cómo reformar las paredes del baño con formica

Escrito por larry simmons | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reformar las paredes del baño con formica
Reforma tu baño con paneles de formica. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La formica es un producto laminado disponible en una amplia gama de estilos y colores para adecuarse a las necesidades de cada diseño. Con esta superficie resistente al agua y su capacidad de ser cortada, los paneles de formica son perfectos para cubrir las paredes del baño rápidamente, cambiando de inmediato el aspecto de tu baño en cuestión de horas. Los paneles se pegan, creando al instante una adhesión a las paredes que dura años sin delaminarse, incluso en el ambiente húmedo de tu baño.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta métrica
  • Regla de borde recto
  • Lápiz
  • Sierra de banco
  • Llana dentada
  • Adhesivo para construcción
  • Paneles de formica
  • Rodillo para laminar
  • Esponja
  • Jabón líquido suave
  • Taladro eléctrico
  • Sierra de calar
  • Sellador de silicona

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Usa una cinta métrica para medir la altura de las paredes del baño que vas a cubrir con los paneles de formica. Ajusta la altura para que quede un espacio de 1/4 pulgada (0,5 centímetros) entre la parte superior del panel y el techo, y la parte inferior del panel y el piso, quitando 1/2 pulgada (1 centímetro) de la medida que tomaste. Usa una regla de borde recto y un lápiz para marcar una línea sobre los paneles de la medida de la altura después de quitar la medida del espacio, y corta los paneles por las líneas con una sierra de banco.

  2. 2

    Coloca una capa de adhesivo para construcción sobre la parte posterior de los paneles de formica usando la parte plana de una llana dentada. Haz la capa de adhesivo de alrededor de 1/4 pulgada (0,5 centímetros) de espesor, y luego haz crestas en la superficie inclinando la llana en un ángulo de 45 grados con las muescas colocadas contra el adhesivo. Arrastra la llana sobre el adhesivo.

  3. 3

    Pide a alguien que te ayude a colocar el panel sobre la superficie de la pared comenzando en una esquina. Presiona el panel sobre la pared y ajusta su posición hasta que esté en la ubicación deseada. Presiona los bordes del panel para adherirlo a la pared.

  4. 4

    Pasa un rollo para laminar sobre el panel de formica desde el centro hacia afuera para presionar toda la superficie del panel contra la pared y quitar las burbujas debajo del mismo. Limpia los bordes del panel con una esponja humedecida en una mezcla de agua tibia y detergente líquido suave para quitar el exceso de adhesivo.

  5. 5

    Continúa colocando los paneles a la pared siguiendo el mismo proceso y dejando un espacio de 1/8 pulgada (3 milímetros) entre cada panel para su expansión. Corta los paneles con la sierra de banco donde sea necesario, para cubrir los espacios demasiado pequeños para todo el ancho de un panel.

    Marca con un lápiz en la parte posterior del panel los espacios de los enchufes o caños que requieran agujerear el panel. Encuentra las ubicaciones de cada enchufe o caño en el panel usando una cinta métrica para medir la distancia desde el borde del panel hasta el lateral del enchufe o caño más cercano a ese borde, y desde la parte inferior del panel hasta la parte inferior del enchufe o caño. Toma las medidas del enchufe o caño y úsalas para marcar el agujero que debes cortar. Mide todo dos veces para asegurarte de que la ubicación sea exacta, ya que un error en el corte hará que el panel no encaje alrededor del enchufe o caño, teniendo que comenzar de nuevo con otro panel.

    Con un taladro eléctrico haz un agujero lo suficientemente grande como para que entre la hoja de la caladora en el borde interior del dibujo del agujero del enchufe o caño. Coloca la hoja de la caladora en el agujero inicial y corta el resto del agujero para el enchufe o caño.

  6. 6

    Rellena las uniones entre y alrededor de los bordes de los paneles con sellador de silicona. Nivela las uniones con las superficies de los paneles después de sellarlas, limpiando con una esponja ligeramente humedecida con agua.

Consejos y advertencias

  • Evita inhalar los vapores del adhesivo abriendo las puertas y ventanas de la habitación y usando un respirador.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles