Cómo usar la regla de los tercios en la composición fotográfica

Escrito por ehow contributor | Traducido por gabriel guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar la regla de los tercios en la composición fotográfica
Usa la regla de los tercios en la composición fotográfica

A mi esposa nunca le han gustado las películas de terror. Ella desarrolló un mecanismo de enfrentamiento mirando la esquina inferior izquierda de la pantalla de la película durante las partes aterradoras. Esto es en realidad una aplicación práctica de la regla de los tercios. Su teoría funcionó por años hasta que Ridley Scott decidió no aplicar la regla en al menos dos escenas de "Alien". La clave para usar la regla de los tercios en la composición fotográfica es conocer cuándo aplicarla y cuándo no. El principio básico detrás de la regla de los tercios es dividir la imagen en tres filas horizontalmente y tres columnas verticalmente al componer la imagen. La teoría es: para hacer que una imagen sea interesante visualmente, necesita tener el sujeto en el cuadro central o cerca de las intersecciones del cuadro central. Este artículo tratará de ayudarte a entender los principios básicos de la composición fotográfica usando la regla de los tercios.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una cámara
  • Paciencia
  • Tiempo para practicar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    La regla de los tercios tiene sus orígenes en la filosofía griega clásica. Ellos descubrieron que las cosas parecen más atractivas visualmente cuando se presentan de ciertas formas. Aplicado a la fotografía, la línea horizontal superior es llamada la "línea de los ojos" y la línea horizontal inferior es llamada "línea de horizonte". En una fotografía de retrato los ojos del sujeto deben estar en la línea de los ojos y en una de paisaje el horizonte debe estar en la línea de horizonte. La regla también sugiere que los elementos en la fotografía deben estar en los puntos de intersección del cuadro central. Claro, existe una nueva escuela de fotografía que cree que un sujeto nunca debe estar en el cuadrado central muerto. En mi opinión, el principio completo de la regla de los tercios debe lograt que el fotógrafo se haga una pregunta clave: "¿Qué estoy fotografiando?" Hazte esta pregunta primero y luego compón tu fotografía considerando la regla de los tercios. Es una regla, no una ley.

  2. 2

    ¿Cómo se ve la imagen para ti? A primera vista parece una buena composición. La exposición está bien y los colores son correctos. Sin embargo, ¿qué es el sujeto de la foto? ¿Es una foto del cielo, del tronco o la montaña? ¿No está muy claro, o sí?

  3. 3

    Ahora apliquemos la regla de los tercios. ¿Hay algo en el cuadrante central?¿Hay algún contenido del sujeto alrededor de los puntos poderosos de intersección? ¿Está el horizonte en la línea de horizonte? La respuesta es no; esta no es una imagen bien compuesta. No hay tensión dinámica y la imagen no cuenta una historia. Sólo porque una foto esté bien expuesta y tiene elementos del sujeto no significa que sea una imagen bien compuesta.

  4. 4

    Los puntos de interés en la foto no tienen que tocar realmente una de estas líneas para aprovechar la regla de los tercios. El ojo tiende a viajar al punto más claro en el centro y luego al punto más oscuro en uno de los puntos de intersección. Este movimiento del ojo es llamado flujo ocular y todos los artistas y fotógrafos quieren controlar la manera en la que ves la imagen de manera que puedas ver lo que ellos ven. Esta imagen es una imagen bien compuesta que controla el movimiento de tu ojo a través de la visión de la imagen. Tiendes a mirar primero el reflejo en el bote de remos en el cuadrante inferior central de la imagen y luego tu ojo fluye hacia el pequeño edificio en el centro de la pequeña bahía. La composición y el flujo ocular hacen casi imposible mirarla de otra forma.

  5. 5

    ¿Cuál de estas fotos tiene la mejor composición? Todas están conforme a la regla de los tercios, pero la mayoría de las personas elegiría la Número 3. La razón es que puedes ver el venado completo y hay contacto visual con la cámara. La regla de los tercios es sólo un elemento de una buena composición fotográfica. También necesitas una buena exposición, buen balance de color, un enfoque claro y un buen flujo visual a través de la imagen. La regla de los tercios es un punto de inicio para una buena composición de la imagen, pero no es el único elemento de composición.

  6. 6

    Tienes nueve cuadrantes en una sola imagen así que podrías llenar el marco con contenido. En esta imagen no puedes pasar por alto el contenido. Sin importar dónde veas o cómo sea guiado tu ojo verás la imagen de un caballo y un jinete levemente borrosas por la velocidad de la acción. Es casi imposible pasar por alto la intención o sentimiento de esta imagen. Los cinco cuadrantes centrales están llenos con la imagen que debes ver. Recuerda, esta es una regla que está hecha para ser rota. Siempre pregúntate a ti mismo: "¿Qué estoy fotografiando?" antes de incluso poner tu ojo en el visor. Luego mira a través del visor y divídelo mentalmente en nueve cuadrantes antes de exponer tu imagen. Esta práctica simple te hará un mejor fotógrafo.

Consejos y advertencias

  • No centres y dispares todas tus fotografías; aplica la regla de los tercios cuando compongas una imagen.
  • La regla de los tercios es sólo una guía, y después de disparar muchas imágenes te saldrá natural.
  • Siempre pregúntate: "¿De qué es esta foto?" Incluso si sólo estás componiendo un retrato, querrás contar una historia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles