Reglas de mecánica corporal al levantar pacientes

Escrito por sonia fernandez | Traducido por maría florencia lavorato
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Reglas de mecánica corporal al levantar pacientes
Sigue unas simples reglas de mecánica del cuerpo. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

La transferencia de pacientes, de la cama a la silla, de la silla a lacamilla, etc., es una habilidad básica de las profesiones sanitarios. Todos, desde los técnicos de emergencias médicas a los médicos, deben saber cómo hacerlo. Es simple, pero si se hace incorrectamente, puede dar lugar a lesiones dolorosas que pueden marginar los trabajadores durante meses, o incluso permanentemente. Para evitar que esto te ocurra a ti, sigue unas simples reglas de la mecánica del cuerpo

Otras personas están leyendo

Nunca levantes con tu espalda

Al levantar a una persona pesada, nunca te inclines desde la cintura, agárrala y utiliza los músculos de tu espalda para levantarla. Esta acción puede provocar lesiones graves e intensas en la espalda, y los daños tardarán un tiempo en sanar. Incluso podrías dejar caer a tu paciente.

Levanta con tus piernas

Mantén la espalda recta y utiliza tus cuádriceps para soportar el peso de la persona que estás levantando. Sostén al paciente, manteniendo las rodillas flexionadas, y usando los músculos de las piernas para levantarlo y enderezarlo. Esto se logra manteniendo a tu paciente tan cerca tuyo como puedas mientras lo mueves hacia arriba.

Limita los movimientos de torsión

Torcerse mientras estás sosteniendo a una persona o cualquier objeto pesado fuerza los músculos de la espalda, la cadera y la pierna volviéndolos vulnerables a medida que tratas de manejar y equilibrar el peso que llevas. Gira todo el cuerpo si es necesario.

Afirma los músculos del estómago

Involucrar los músculos del estómago mientras levantas ayuda a proteger la espalda y prevenir lesiones. Utiliza los músculos de la base al levantar desde las piernas para no tensar tu espalda.

Levanta cerca de tu cuerpo

Cuanto más cerca estés de la persona que estás levantando, más fácil será para ti utilizar tus piernas y evitar tensionar los músculos de tu espalda. Limita la acción de transportar o transferir a alguien con el brazo extendido tanto como sea posible.

Usa movimientos suaves

No te apresures ni hagas movimientos bruscos que inesperadamente puedan tensar los músculos. Ten una estrategia acerca de dónde y cómo vas a levantar correctamente al paciente antes de tiempo.

Deja que el paciente ayude, si puede

Si el paciente es móvil y puede sostenerse, pregúntale o permítele ayudar al cargar su propio peso, si es que puede hacerlo con seguridad. Esto requerirá alguna comunicación y el conocimiento de la condición del paciente, pero es mucho más fácil que intentar levantar un peso muerto.

Conoce tus limitaciones

Si estás levantando a una persona y apenas puedes manejarlo, pide ayuda. No trates de hacerlo solo, sólo te lastimarás y posiblemente también al paciente. Es posible transferir solo a un paciente móvil, pero una transferencia cuando el paciente está tumbado siempre requerirá a más de una persona.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles