Salud

La rehabilitación después de una cirugía para las lesiones del tendón flexor de la mano

Escrito por joe king, m.s. Google | Traducido por enrique pereira vivas
La rehabilitación después de una cirugía para las lesiones del tendón flexor de la mano

El desgarro del tendón flexor de la mano puede requerir cirugía.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Tus tendones flexores de la mano controlan el movimiento de tus dedos y del pulgar. Estos tendones son pequeños y pueden ser vulnerables a las lesiones, por ejemplo, cuando los dedos se estiran durante una caída o cuando te tuerces uno o más de tus dedos. La cirugía para un desgarro del tendón flexor de la mano entra en juego solo después de que exista una ruptura completa, donde el tendón se separe del hueso. Después de la cirugía, se puede empezar la rehabilitación, típicamente durante ocho semanas o más, dependiendo de la gravedad de la rotura.

Etapa 1

La fisioterapia se inicia casi inmediatamente después de la cirugía. En esta etapa, el objetivo principal de la rehabilitación es controlar la inflamación y aliviar el dolor y malestar después de la cirugía. En la primera etapa de la terapia física, la mano y los dedos se inmovilizan durante varios días a una semana para comenzar la curación. La crioterapia, o terapia de frío, puede reducir la inflamación y aliviar el dolor. Tu médico también puede recetar medicamentos anti-inflamatorios para reducir aún más las molestias postoperatorias y la inflamación.

Etapa 2

Una vez que la inflamación está bajo control en tu mano y tus dedos, tu cuerpo puede comenzar su curación. En esta etapa, tu fisioterapeuta puede que empiece a trabajar contigo en una terapia de movimiento para el alcance. Esta involucra diferentes tipos de estiramientos suaves y movimientos donde participan los dedos, incluyendo un movimiento ligero para apretar los dedos en un puño o mover los dedos de lado a lado. El objetivo es aumentar la flexibilidad de las pequeñas articulaciones de los dedos y prevenir la acumulación de tejido cicatricial, lo cual puede limitar la movilidad.

Etapa 3

Una vez que recuperes el rango adecuado de movimiento en la mano y los dedos, puedes empezar a hacer ejercicios de fortalecimiento para la mano. Tus tendones flexores unen los músculos pequeños en la palma de tus manos y antebrazos con los huesos de los dedos. Cuando los tendones se dañan, estos músculos comienzan a atrofiarse, o a perder fuerza y ​​tamaño. Para recuperar la función normal en tu mano, estos músculos necesitan ser fortalecidos. Tu fisioterapeuta te puede pedir que realices ejercicios de fortalecimiento muscular para la mano, tales como apretar una pelota anti-estrés o agarrar objetos pesados ​​para reconstruir estos músculos.

Etapa 4

Después de varios meses de rehabilitación, tu terapeuta físico puede indicarte que estás listo para volver a tu actividad cotidiana. Sin embargo, debes continuar realizando la gama de ejercicios de movimientos, así como los ejercicios de fortalecimiento de la segunda y la tercera etapa de la terapia de rehabilitación. Esto es para asegurar que tus tendones flexores de la mano y los músculos permanezcan fuertes y flexibles, y para reducir el riesgo de una nueva lesión.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media