¿Qué es una relación simbiótica?

Escrito por ho-diep dinh | Traducido por maria eugenia gonzalez
¿Qué es una relación simbiótica?

Los líquenes representan una relación simbiótica entre algas y hongos.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

En un mundo donde la competencia entre los organismos individuales impulsa a la evolución, el concepto de simbiosis parece extraño. La simbiosis describe una asociación cercana de dos organismos que beneficia al menos a uno de ellos. Algunas veces, esas relaciones cercanas evolucionan; algunas relaciones beneficiosas pueden echarse a perder, aunque las relaciones destructivas persisten hasta el punto de beneficiar a ambas especies. Los cambios en los genes o el comportamiento que mejora las posibilidades reproductivas se transfieren a la descendencia, mientras que las características perjudiciales para la supervivencia de un organismo generalmente disminuyen en frecuencia descendente hasta que desaparecen por completo.

Otras personas están leyendo

Mutualismo

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

En las relaciones mutualistas ambas especies se benefician. La evolución creó una asociación en la que cada especie sobrevive mejor en compañía de la otra. Las termitas albergan bacterias en sus sistemas digestivos. Las bacterias descomponen la celulosa de la madera en nutrientes que ambos usan; las termitas proporcionan la celulosa y el hábitat para las bacterias. En las praderas secas de América Central, las hormigas anidan entre las espinas de las acacias, usando el néctar y las proteínas producidas por las hojas como alimento. A cambio, las hormigas defienden al árbol contra los ataques de los insectos y segregan un químico nocivo que aleja a los animales de las hojas comestibles. Las hormigas sólo atacan las plagas pero dejan intactas a las abejas y otros polinizadores.

Parasitismo

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

El parasitismo beneficia solo a un organismo en la relación y daña al otro. Los organismos que viven de otros y los dañan son los culpables de las enfermedades, desde la más comunes de las infecciones hasta la más mortal de las enfermedades. El huésped es el organismo que alberga al parásito. Por lo general, los parásitos son mucho más pequeños que sus huéspedes, se reproducen y, si se presentan en gran número, matan a su anfitrión. Las parásitos pueden hacer que sus huéspedes evolucionen; por ejemplo, los pájaros hembra que escogen aparearse con machos decorados con las plumas más brillantes ya que, presuntamente, los machos infectados con parásitos no pueden prestar los recursos para producir plumaje de colores brillantes.

Comensalismo

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

El comensalismo expresa la relación entre dos organismos en la cual uno se beneficia y el efecto en el otro es neutral. En la naturaleza, el comensalismo es a menudo difícil de observar. La mayoría de las asociaciones entre dos organismos afectan a ambos de alguna manera, pero los biólogos no pueden determinar exactamente cuáles pueden ser esos efectos. Un pájaro llamado garza ganadera se alimenta de los insectos que perjudican al ganado que pastorea. La relación no parece afectar al ganado, pero luego de una investigación más exhaustiva, puede existir una relación más mutualista, ya que la garza ganadera se alimenta de las garrapatas que están en la piel del ganado. Los cirrípedos se adhieren sin causar daño a las conchas de las vieiras, pero los biólogos no pueden determinar si los cirrípedos son una carga para las vieiras o compiten con ellas por la comida.

Diferencias entre ectosimbiontes y endosimbiontes

La simbiosis se produce en la superficie de un organismo o dentro de su cuerpo. Los parásitos como las pulgas o garrapatas se pegan al cuerpo del huésped; los endoparásitos como ciertas bacterias causantes de enfermedades, o patógenas, deben residir en los órganos de sus huéspedes para completar sus ciclos de vida y obtener nutrientes. Las bacterias que viven dentro de los gusanos tubo que habitan las calientes fumarolas en las profundidades de los océanos, convierten el azufre emitido por las fumarolas en nutrientes para ellos y para los gusanos tubo. Tanto las bacterias beneficiosas como las perjudiciales viven dentro del intestino grueso de los humanos.

Simbiontes obligados y facultativos

Los simbiontes obligados deben vivir juntos para poder llevar a cabo su ciclo de vida, en tanto que los simbiontes facultativos se benefician con la asociación pero no necesitan vivir en simbiosis. Los simbiontes obligados, como los céstodos, han perdido la mayoría de sus funciones para perseguir su relación parasitaria con sus huéspedes. Dos casos históricos de simbiosis obligada han definido las células modernas; los cloroplastos esenciales para la producción de alimentos de las plantas y las mitocondrias que convierten los nutrientes de las células en energía, evolucionaron de las relaciones entre células primitivas.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media