Relaciones simbióticas entre animales en el bioma marino

Escrito por judith gorham-nye | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Relaciones simbióticas entre animales en el bioma marino
Hay relaciones simbióticas entre muchos animales del bioma marino. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

Un bioma es una gran comunidad de especies distintivas de plantas y animales adaptados a un entorno particular. Los biomas marinos son áreas de la Tierra donde viven aproximadamente el 60 por ciento de todas las especies de plantas y animales. Son grandes extensiones de agua que abarcan más del 75 por ciento de todo el mundo.

Las relaciones simbióticas involucran a más de una especie, las cuales habitan el mismo lugar y se benefician mutuamente o son dependientes la una de la otra. Las relaciones simbióticas de los biomas marinos son numerosas. La simbiosis entre las diferentes especies de animales marinos toma generalmente forma de comensalismo o mutualismo. Algunos ejemplos notables son las relaciones entre ciertas especies de peces y tortugas; peces payaso y anémonas; tiburones y rémoras, y pepinos de mar y camarón.

Otras personas están leyendo

Camarón imperial y pepinos de mar

El comensalismo es un tipo de relación simbiótica en la que una especie obtiene algún beneficio y la otra no se ve afectada. La relación entre los camarones imperiales y pepinos de mar es un ejemplo de esto. El camarón recibe un medio de transporte sobre los pepinos de mar de gran tamaño. Se baja del pepino de mar donde exista una fuente de alimento para luego volver encima de él para ir a otra área. El pepino de mar, simplemente actúa como un transportador desde una zona de alimentación a otra. El camarón está expuesto a una mayor cantidad de lugares con alimentos y al mismo tiempo consume menos energía.

Pez payaso y anémona

El mutualismo simbiótico se produce cuando los miembros de dos especies que viven juntas se ayudan mutuamente. La anémona es bella pero mortal. Si los peces nadan alrededor de una anémona, generalmente son picados y consumidos. El pez payaso establece una relación con la anémona en varias ocasiones moviéndose con cuidado dentro y fuera de la anémona y acostumbrado a los productos químicos en su piel. Después de haberse acostumbrado al pez payaso, la anémona no lo daña. El pez payaso está a salvo de sus enemigos y gana algunos restos de las presas de la anémona. La anémona es limpiada por el pez payaso y presas adicionales son atraídas gracias a la presencia del pez. El pez payaso también persigue a los peces que podrían perjudicar a la anémona. Algunos científicos sienten que no hay un beneficio real para la anémona y ven esta relación como comensalismo.

Tiburones y rémoras

Las rémoras son peces succionadores que no tienen vejiga natatoria. Se adhieren a los discos de succión en la cabeza a otros animales como los tiburones. Los discos de succión crean un vacío parcial que permite que las rémoras se unan y monten a un animal huésped más grande. Las rémoras no pueden sobrevivir en aguas tranquilas, ya que necesitan que el agua fluya rápidamente por encima de sus branquias. Previamente se pensaba que la relación entre los tiburones y las rémoras era de comensalismo, ya que las rémoras simplemente cabalgaban sobre los tiburones sin perjudicarlos o beneficiarlos. A partir de 2011, los científicos dicen que la relación es de mutualismo, porque las rémoras actúan como limpiadoras para obtener alimentos y por lo tanto benefician a los tiburones mediante la eliminación de los parásitos. Se cree que las rémoras también se mueven rápidamente y comen las sobras de su hospedador.

Tortugas verdes y pez limpiador

La simbiosis mutualista de limpieza entre los peces y las tortugas se ha observado en varias regiones del mundo. En las aguas de la costa oeste de Hawai hay varias tortugas como "estaciones de limpieza" donde los peces herbívoros más limpios eliminan los parásitos y restos de las tortugas verdes. Las tortugas nadan tranquilamente hacia abajo y se pararán en las puntas de sus aletas y extenderán el cuello para facilitar la limpieza. Las tortugas verdes recorren una distancia de hasta un kilómetro a las "estaciones de limpieza". Son limpiadas en su mayoría por peces dorados cirujanos y por peces espiga amarilla. El cirujano limpia el caparazón de la tortuga y las zonas planas de las aletas pectorales y traseras, mientras que el espiga amarilla da servicio sobre todo en la piel áspera de los hombros y cuello de la tortuga. Las dos especies de peces probablemente limpian las diferentes áreas en función de sus estructuras bucales individuales. Las tortugas se benefician de su limpieza y los peces herbívoros reciben alimentos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles