Cómo relactar después de haber dejado de amamantar

Escrito por misha safranski | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo relactar después de haber dejado de amamantar
Es posible reconstruir tu suministro de leche materna. (the newborn image by Sergey Galushko from Fotolia.com)

Es posible que desees relactar por razones relacionadas con la salud de tu bebé. O puede que hayas tenido un comienzo difícil que condujo a un destete temprano y extrañes alimentar a tu bebé durante la lactancia. Cualquiera que sea el caso, la relactancia es posible con trabajo duro y paciencia. Es más fácil llevar al bebé a la mama antes de los 4 meses de edad, aunque no es imposible con un bebé más grande. Algunas herramientas y medidas esenciales pueden ayudarte a empezar la re-lactación.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Galactogogos de hierbas
  • Suplementador de lactancia

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llama a un experto. Los asesores en lactancia están capacitados para ayudar a las mujeres a construir relaciones exitosas de lactancia materna con sus bebés; encuentra a uno que sea certificado por la IBCLC (Consultor de lactancia certificado por la Junta Internacional, por sus siglas en inglés). Los líderes de La Leche League también pueden ofrecer ayuda y grupos de apoyo para la re-lactancia para las madres que amamantan. Haz que tu consultor te ayude a que el bebé se adhiera correctamente.

  2. 2

    Toma suplementos de hierbas que aumenten la producción de leche materna, también conocidos como galactogogos. Los galactogogos comunes incluyen fenogreco, el cardo bendito y la alfalfa. Los medicamentos con receta como Reglan y Domperidona también pueden ser útiles para aumentar la producción de leche materna, especialmente cuando se trata de relactancia.

  3. 3

    Ofrece el pecho a menudo. Comienza con un mínimo de dos horas y con mayor frecuencia si el bebé lo acepta. Incluso si el bebé comienza a usar el pecho como un chupete, cualquier lactancia estimula a la glándula pituitaria para producir leche. Recuerda, mientras más amamantes, más leche producirás y es más probable que tu relactancia sea exitosa.

  4. 4

    Usa un extractor de leche varias veces al día durante el proceso de re-lactación. Puede que no veas mucha leche al principio, pero no te desanimes. El objetivo es estimular los pechos de modo que la glándula pituitaria reciba el mensaje de reanudar la producción de leche. La mejor opción es alquilar una bomba de uso hospitalario, como la Medela Lactina, pero una bomba personal de calidad también funcionará.

  5. 5

    Compra y usa un suplementador de lactancia. Se trata de una botella de plástico o bolsa que contiene la fórmula; unos tubos adjuntos corren por el pecho y en la boca del bebé para que reciba nutrición suplementaria mientras vuelves a generar la producción de leche materna. Aunque usar un suplementador de lactancia puede ser difícil de aprender, una vez que te familiarices serás capaz de utilizarlo con facilidad.

  6. 6

    Haz un destete del suplementador, si es posible. La mayoría de las madres necesitan varias semanas para recuperar el suministro de leche. Si ves señales de que tu bebé está recibiendo suficiente leche de ti (tal como la fórmula que queda en el suplementador al final de una comida o un montón de heces blandas, de color amarillo y un montón de pañales mojados), reduce gradualmente el suplemento ofrecido. Observa al bebé cuidadosamente durante este período de tiempo para asegurarte de que obtiene suficiente leche y que gane suficiente peso.

Consejos y advertencias

  • Trabaja en estrecha colaboración con el proveedor de salud del bebé para asegurarte de que tu bebé aumenta de peso adecuadamente. Compra o alquila una escala infantil para uso doméstico.
  • Rodéate de personas de apoyo, es decir, los miembros de la familia que apoyen sus esfuerzos y amigas que están amamantando o que han amamantado a sus bebés. Mantente alejads de la negatividad, ya que el estrés sólo impedirá tus esfuerzos.
  • Duerme lo suficiente. La fatiga puede reducir el suministro de leche materna.
  • Hasta que aumente tu producción de leche, puede ser necesario que complementes la alimentación con una fórmula infantil.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles