DESCUBRIR
×

Cómo rellenar una lámpara de lava

Actualizado 21 febrero, 2017

A muchos de nosotros nos encanta la belleza "kitsch" y el estilo retro de una lámpara de lava. Pero quizá a largo plazo, lo que no te guste tanto sea tener que hacer frente al agua turbia que se evapora poco a poco. Aquí descubrirás como reemplazar el agua para dejar tu lámpara de lava como nueva.

Instrucciones

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images
  1. Antes de reemplazar el agua, asegúrate de que la lámpara ya esté fría y de que la "lava" (cera) se ha endurecido completamente. Quita la tapa exterior de plástico y utiliza un destapador de botellas para levantar la tapa de metal interna. Recuerda que vas a poner esta tapa de nuevo cuando hayas terminado, así que trabaja despacio y evita que se doble tanto como sea posible.

  2. Vacía el agua. Si hay grumos de "lava" lo suficientemente pequeños como para escapar de la botella, utiliza un colador para no perderlos. Vuelve a llenar la lámpara con agua destilada. Deja algo de espacio en la parte superior, donde se encuentra el gorro negro que cubre la lámpara.

  3. Añade unas gotas de jabón para platos. Cubre la boca de la botella con la mano y agita. El agua hará espuma, pero no te preocupes. Las burbujas no durarán mucho, pero el jabón actuará como emulsionante.

  4. Agrega una pequeña cantidad de sal gruesa (o salmuera para conservación) a la solución de agua. Asegúrate de utilizar este tipo de sal, ya que es la más pura y no contiene yodo. Devuelve tu lámpara de lava a su base y conéctala. Espera a que la cera se ablande. Fíjate si agregaste sal suficiente para hacer que la cera se mueva. Si la cera se asienta en el fondo, ve añadiendo más sal poco a poco.

  5. Apaga la lámpara y deja que se enfríe de nuevo. Asegúrate de que la boca de la botella esté seca y vuelve a colocar la tapa con una masilla o pegamento epoxi de secado rápido. No uses pegamento sensible al calor o soluble en agua.

    Si tienes acceso a una capsuladora (un dispositivo de sellado de botellas que se vende a los entusiastas de la fabricación de cerveza) utilízala para volver a tapar la botella. No obstante, ten en cuenta que como las botellas para lámparas de lava no tienen cuello, quizá necesites de un aditamento o dispositivo especial.

Advertencias

  • Las lámparas de lava que se han calentado por el uso pueden provocar quemaduras serias. No manipules la botella, mientras que la lámpara está aún caliente.
  • El pegamento epoxy muy fuerte y no debe tocarse. Úsalo en un área bien ventilada.

Necesitarás

  • Agua destilada
  • Lavavajillas líquido transparente
  • Sal gruesa (no yodada)
  • Abrebotellas o destapador
  • Capsuladora o pegamento (masilla) epoxi de secado rápido