Cómo hacer un reloj de arena

Escrito por lauren vork | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un reloj de arena
Haz tu propio reloj de arena. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Uno de los más antiguos, más simples y más cautivador de los dispositivos inventados para la medición del tiempo, es el reloj de arena y sigue siendo un elemento de decoración popular y que despierta fascinante curiosidad hasta nuestros días. El principio simple de este dispositivo lo convierte en algo fácil de crear en tu propia casa. Personaliza este proyecto y haz relojes de arena que puedan medir el tiempo de tus actividades diarias comunes y ahorra energía al tiempo que añades una atractiva decoración a tu casa.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 2 botellas de plástico o vidrio transparente de cuello angosto, de igual forma y tamaño.
  • 2 tapas de botella
  • Cinta adhesiva gruesa (de mudanza, ductos o eléctrica)
  • Arena de manualidades, tan fina como sea posible
  • Taladra con brocas de variados tamaños pequeños
  • Embudo
  • Un pocillo para mezclar
  • Un temporizador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lava y seca bien las dos botellas y una de las tapas.

  2. 2

    Perfora un pequeño agujero en una de las tapas de las botellas. Para empezar la perforación taladra con la broca más pequeña que tengas; puede que tengas que ajustar el tamaño, pero será más fácil hacer el agujero más grande que hacerlo más pequeño.

  3. 3

    Prueba el agujero que has perforado. Sostén la tapa hacia abajo y pon un poco de arena en ella (se puede comprar la arena en una tienda de artesanía). Si el agujero es demasiado pequeño para que la arena pase fácilmente, haz que sea un poco más grande. Si la arena se agota al instante, has hecho el agujero demasiado grande y tendrás que empezar de nuevo con una tapa de botella nueva. Idealmente, la arena debe volcarse en una constante de ritmo, pero no demasiado rápido.

  4. 4

    Usa el embudo para llenar una botella con arena. Se tapa con la tapa de la botella perforada.

  5. 5

    Pon tu cronómetro por la cantidad de tiempo que quieres que el reloj de arena mida el tiempo.

  6. 6

    Mide el flujo de arena de la botella llena. Sosteniendo la botella en una mano y el temporizador en la otra, inclina la botella boca abajo sobre el pocillo de mezcla en el mismo instante en que se inicia el cronómetro. Mira el cronómetro y deja de verter el instante en que se termine la cuenta regresiva. Esto llenará el vaso con la cantidad exacta de arena necesaria para tu reloj. Si no tienes suficiente arena, tendrás que ajustar la cantidad de tiempo que el reloj puede medir o hacer este proyecto con botellas más grandes (aunque la mayoría de las botellas de bebida deberían ser lo suficientemente grandes como para medir varios minutos si los agujeros no son demasiado grandes).

  7. 7

    Vacía cualquier arena que quede en la botella y ponla a un lado.

  8. 8

    Vierte toda la arena del pocillo de vuelta en la botella y vuelve a taparla.

  9. 9

    Pon la segunda botella sin tapa boca a boca con la primera, asegurándote de que estén bien alineadas.

  10. 10

    Asegura ambas botellas con cinta adhesiva de trabajos pesados. Envuélvela alrededor de las bocas y parcialmente alrededor de los cuellos. Usa varias capas.

  11. 11

    Inclina tu nuevo reloj de arena para comenzar a medir el tiempo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles