Remedio casero para un absceso dental

Escrito por christopher hall | Traducido por priscila caminer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Remedio casero para un absceso dental
El absceso dental.

Un absceso dental es una infección bacteriana hinchada y dolorosa en las encías. Necesitas ver a un dentista si tienes un absceso dental. Hay remedios caseros que se pueden utilizar para reducir la inflamación y el dolor, pero ver a un dentista tan pronto como sea posible es importante. La infección puede propagarse rápidamente y puedes perder tus dientes.

Otras personas están leyendo

Primeros auxilios para un absceso dental

Para aliviar el dolor y ayudar a combatir la infección, se puede hacer un cataplasma de hierbas incluyendo ½ cdta. de sello de oro, 1/3 cdta. de pimienta de cayena, ½ cdta. de aceite de clavo, ½ cdta. de aceite de oliva y 3 cdtas de carbón activado. Combina los ingredientes hasta formar una pasta espesa y aplícalo sobre el absceso. La pimienta de cayena y el aceite de clavo de olor son analgésicos muy eficaces. El sello de oro es un antibacteriano eficaz, y el carbón activado ayuda a reducir la inflamación. También se pueden aplicar bolsas de té negro húmedas sobre el diente. El té negro contiene taninos que ayudan a reducir la inflamación y drenar la infección. El peróxido de hidrógeno y el cepillado con bicarbonato de sodio pueden ser de ayuda también. La aplicación de bolsas de hielo también puede ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor. La aplicación de presión suave sobre el absceso hinchado puede ayudar a drenarlo, pero hay que tener mucho cuidado. Si se presiona demasiado fuerte, se corre el riesgo de empujar el pus hacia arriba por las encías, lo que puede ayudar a propagar la infección. Este es un asunto serio. Debes ver a un dentista tan pronto como sea posible. Si aplicar una ligera presión hace aliviar el dolor y la inflamación, continúa haciéndolo. Puedes probar otro tratamiento casero antes de visitar al dentista, usando pastillas antibacterianas para la garganta. Al presionarlas contra tu diente puedes proporcionar algún alivio y ayudar a combatir la infección hasta que puedas ver a un dentista.

Combatir la infección

Internamente, es necesario luchar contra la infección. Cuando veas a tu dentista o al médico, lo más probable es que te administren antibióticos. Hasta entonces, se puede utilizar la vitamina C, el ajo, la echinacea y el sello de oro para ayudar a combatir la infección. Las altas dosis de vitamina C pueden ser eficaces. Trata con hasta 1000 mg por día. El ajo, en puré o asado, mezclado con yogur, se puede comer para combatir la infección también. Las cápsulas de ajo también están disponibles si así lo prefieres. El sello de oro y la equinácea suelen estar disponibles en una tintura combinada, o puedes comprarlas en forma de cápsulas. Sigue las instrucciones del paquete. Descansa y deja que tu cuerpo se cure lo más que pueda. Bebe mucho líquido y come alimentos blandos para que no irriten tus dientes y encías.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles