Remedio para curar la mucosidad de los ojos

Escrito por heather langone | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Remedio para curar la mucosidad de los ojos
La mucosidad de los ojos puede deberse simplemente a una irritación ocular. (the eyes have it! image by David Woolfenden from Fotolia.com)

La mucosidad de los ojos, la supuración que se forma en las comisuras de tus ojos, con frecuencia es el resultado de una simple irritación ocular. También puede ser el síntoma de una infección comúnmente conocida como conjuntivitis. Ésta es una infección o inflamación de la membrana que recubre la parte blanca del ojo (la conjuntiva) y el interior de los párpados. Los síntomas son: molestia, enrojecimiento y una excesiva mucosidad. Sin embargo, de hecho es normal que haya alguna supuración de mucosidad relacionada con un tiempo prolongado mirando una pantalla de computadora, de uso de lentes de contacto de agentes alérgenos o de irritantes exteriores tales como el viento, el polvo o el humo.

Otras personas están leyendo

Secreción pegajosa

Los síntomas de mucosidad ocular son exactamente eso. Si sientes que tus ojos están llenos de moco y estás constantemente limpiando su secreción pegajosa, es porque tienes mucosidad en los ojos. La mayoría de las personas pueden identificarse con esto al despertarse. Generalmente sientes costras por el exceso de mucosidad que tuviste mientras dormías. Pero mucha gente lo tiene con mayor frecuencia. La mucosidad, si bien muchas personas no son conscientes de ello, puede estar causada por una combinación de una dieta y una ingesta de vitaminas inapropiadas. Come una dieta saludable de frutas y vegetales y asegúrate de ingerir suficiente vitamina A todos los días. Pero si ya padeces de esta condición, hay remedios para ella.

¡Se ha ido!

La primera y más sencilla línea de defensa consiste en sumergir un paño o una toalla de papel en agua de tibia a caliente. Suavemente aplícalo sobre tu ojo y luego pásalo suavemente hacia la comisura externa del ojo. Puede que debas repetir varias veces el procedimiento en cada ojo. Pero cada vez que lo hagas, cambia los extremos del paño o usa una nueva toalla de papel. Nunca jamas uses la misma toalla o la toalla de papel en ambos ojos. Si tus ojos solo están irritados esto los ayudará un poco. Pero si tienes una infección, probablemente esto no funcione.

Remueve los agentes ambientales culpables

Investiga tu medio ambiente. Puede que sea el culpable de la irritación de tus ojos. Si descubres que estás constantemente limpiándote la mucosidad en el trabajo, puede que sea la pantalla de tu computadora, en cuyo caso debes solicitar un filtro plástico a tu empleador para el monitor. Esto puede ayudar en cuanto al cansancio ocular al reducir el brillo. Si tu oficina tiene luz fluorescente, también ésta puede irritar tus ojos. Intenta dar unas vueltas al aire libre tanto como puedas. Si en tu oficina hay polvo en el aire, lavarte los ojos con un paño caliente debería ayudarte al igual que mantener una dieta que incluya mucha vitamina A y agua. Si es el polvo, intenta comprar una medicación liviana de venta libre para la alergia. Ten cuidado, porque también pueden secar el ojo irritándolo aún más.

La abuela lo sabe todo

La mucosidad en el ojo es generalmente un síntomas de los inicios de una conjuntivitis que a veces puede tratarse antes de que pase a ser una infección declarada. Las abuelas han estado recomendando remedios caseros para aliviar los ojos irritados durante años. Una muy buena es colocar flores de jazmín en una solución de agua destilada. Llena una jarra de vidrio con agua destilada y diez jazmines. Tapa y deja la solución durante toda la noche. Por la mañana, usa una de las flores como gotero de la solución para cada ojo. Repìte en ambos ojos hasta que estén llenos de la solución. Hazlo tres días consecutivos y ya estarás curado. Otra buena solución es sumergir gasas de algodón durante 10 minutos en agua de hammamelis. Luego colócate las almohadillas de gasa sobre los ojos. Con cualquiera de estos dos tratamientos, si la supuración empeora o los síntomas persisten, deberás visitar a un oculista.

Una solución dorada

El extracto de sello dorado es un remedio casero maravilloso. Suave y cuidadosamente lava cada ojo con extracto de sello dorado libre de alcohol diluido o con té frío de sello dorado. Al cabo de dos días tus síntomas deberán disminuir. Si eso no sucede, consulta a un oculista. Advertencia: no uses sello dorado si estás embarazada o tienes alergia a la ambrosía.

Herramientas para curar

Deberás notar cambios en la supuración de tus ojos si realizas ajustes menores en tu dieta y en tu entorno y tratas tus ojos con remedios caseros. Nuevamente, debes dormir bien. Retira los elementos irritantes de tu entorno. Levántate y aléjate de la pantalla de la computadora tan frecuentemente como sea posible. Lávate las manos antes de tocarte el rostro y observa tu dieta y la nutrición. Si la mucosidad empeora o impide tu visión, lo más probable es que tengas un problema de salud o una infección y deben ser tratados.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles