Remedio para la tos y drenaje de los senos nasales

Escrito por lee morgan | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Remedio para la tos y drenaje de los senos nasales
Existen varios remedios para la tos y el escurrimiento nasal. (cough syrup image by Cindy Haggerty from Fotolia.com)

La tos y el escurrimiento nasal a menudo se producen simultáneamente y uno de los síntomas es a menudo la causa del otro. Cuando el moco gotea desde los senos hasta la garganta se le llama goteo post-nasal. Este goteo puede irritar la mucosa de la garganta y causar tos. Los remedios existen para ambos síntomas y a veces aclaran el drenaje lo suficiente para detener la tos también.

Otras personas están leyendo

Detén la causa

Utiliza antihistamínicos y descongestionantes para detener el escurrimiento nasal, como lo indica la Clínica Mayo. La combinación de estos dos tipos de fármacos es un tratamiento estándar para el goteo nasal y síntomas de la alergia. Los antihistamínicos tienen una calidad sedante que es probable que detenga la tos también. Obtén una receta para antibióticos en caso de que una infección bacteriana sea la causa del escurrimiento. En algunos casos la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) puede causar drenaje de los senos cuando el contenido del estómago sube hacia la garganta y se queda en los senos durante la noche cuando la persona duerme. A la mañana siguiente, los senos drenarán el líquido nuevamente hacia la garganta causando que se asiente y la irritación. Según ENTNet.org, puedes elevar la cabecera entre seis y ocho pulgadas (15 cm y 20 cm) en la noche cuando te vayas a dormir y tratar de no comer ni beber nada dentro de tres o cuatro horas antes de acostarte.

Remedio natural

Un método eficaz para detener drenaje de los senos es limpiar todo el moco y secar los senos con una irrigación de solución salina y una olla neti o un gotero para nariz. Prepara una solución con ocho onzas (236 ml) de agua tibia y un cuarto de cucharadita de sal no yodada. Agita la mezcla para disolver la sal. Si tienes una olla neti, llénala con la solución de agua salada. Inclina la cabeza hacia un lado y mete la barbilla. Inserta el tubo de salida de la olla en tu fosa nasal superior y comienza a verter el líquido. Respira por la boca en vez de contener la respiración y deja que la solución pase por tus senos nasales y vuelva a salir por la fosa nasal inferior, según InterNatural-Alternative-Health.com. Repite el proceso en el otro lado para irrigar la cavidad. Si no tienes una olla neti, puedes introducir el agua en las fosas nasales con un gotero o jeringa nasal.

Mantén el moco delgado

Mientras que estés esperando que tu medicina tome fuerza y proporcione alivio de tu drenaje de los senos y la tos, debes asegurarte de que estás manteniendo el moco líquido. El moco más grueso puede obstruir la garganta y causar episodios de tos más irritantes. Bebe mucha agua para ayudar a asegurar que el drenaje sea lo más fino y fluido posible. Si bien no se detiene la tos necesariamente, hará que sea más fácil limpiar los senos nasales al sonarte la nariz y evitará que la tos fuerce la mucosidad espesa que hay que escupir constantemente. Además, una correcta hidratación siempre es beneficiosa para el cuerpo, de acuerdo con Home-Remedies-For-You.com.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles