Remedio de inhalador casero para la nariz seca

Escrito por daniel cobalt | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Remedio de inhalador casero para la nariz seca
Existen remedios caseros para la nariz seca (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Una nariz congestionada y seca generalmente es un indicio de un problema en los senos, de aire seco, de remedios como los anticongestivos y de trastornos médicos incluyendo el síndrome de Sjogren's y la keratoconjunctivitis sicca. El tratamiento con un remedio casero para tu nariz seca es similar para todas las causas. Sin embargo, debes ver a un médico para tratar cualquier condición médica subyacente.

Otras personas están leyendo

Beneficios

La investigación sobre irrigación nasal realizada por el Dr. David Rabago, de la Universidad de Wisconsin y sus asociados, ha demostrado ayudar con la sinusitis, las infecciones en las vías aéreas respiratorias y con las alergias. La Clínica Mayo sugiere usar un inhalador nasal salino para las alergias y la sinusitis. Ayuda a expulsar las mucosidades, los irritantes como el humo o el polen, alivia la sequedad y mejora las secreciones nasales.

Preparación

Si bien puedes simplemente verter la solución en tus manos y aspirar el líquido, es más fácil comprar una jeringa grande o una pera, o un utensilio de irrigación nasal como un rinocornio o vaso nasal. Necesitarás sal marina, que es sal pura. No uses otras sales que tienen ingredientes agregados. La sal de mesa contiene yodo e ingredientes para evitar que se agrume que pueden irritar tu pasaje nasal o causar una reacción. Es ideal usar agua filtrada o destilada, pero puedes usar agua corriente.

Receta

La mayoría de las recomendaciones indican usar sólo sal marina y agua. Usando un recipiente limpio, coloca por lo menos un cuarto de cucharadita hasta un máximo de media cucharadita de sal marina en ocho onzas (240 ml) de agua tibia y mezcla hasta que esté disuelta. Si sientes que la solución te irrita, puedes agregar un cuarto de cucharadita de bicarbonato de sodio a la mezcla.

Proceso

Vierte la solución en un dispositivo de irrigación nasal. Ten pañuelos de papel a mano. Mientras estás sobre el fregadero, para que caiga el líquido sobrante, gira tu cabeza hacia un lado y rocía o aprieta suficiente cantidad de la mezcla (alrededor de dos onzas [60 ml]) dentro de la fosa nasal para que fluya hasta tu garganta. Es mejor si fluye dentro y fuera de la otra fosa nasal, de manera que experimenta con diferentes posiciones de la cabeza, incluso girando hacia atrás, hasta que encuentres la que mejor te sirva. Suavemente sopla la solución para que salga, luego repite el procedimiento con la otra fosa nasal. Repite por lo menos una a dos veces.

Otro método

Si tu casa o el clima es muy seco, colocar un humidificador o vaporizador puede ayudarte a aliviar tu nariz seca. No debes usar vaselina, o hacerlo muy de vez en cuando, ya que inhalarla en los pulmones puede provocar una neumonía lipoide. Por ende, usa sólo un poco para recubrir tus fosas nasales y no a las pocas horas de haberte recostado. El Dr. Andrew Weil dice que puedes ayudar al drenaje y al flujo sanguíneo colocando toallas mojadas calientes sobre tu rostro de tres a cuatro veces por día. También recomienda beber suficiente líquido para mantenerte hidratado e inhalar vapor con aceite de eucalipto u orégano.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles