Remedios caseros para aliviar el dolor de pies por usar tacones muy altos

Escrito por ashley miller Google | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Remedios caseros para aliviar el dolor de pies por usar tacones muy altos
Calma tus pies doloridos con remedios caseros simples. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los tacones altos alargan las piernas y dan a tus pantorrillas una apariencia elegante y curvilínea. Sin embargo, muy probablemente tus pies tendrán que pagar el precio. Casi cualquier mujer que lleva tacones muy altos se quejará de manera inevitable del dolor de pies que viene al final del día. De hecho, según la información de la American Podiatric Medical Association (Asociación Estadounidense de Podología Médica), los especialistas creen que los zapatos con tacones altos -más de cinco centímetros- son médicamente inadecuados. Sin embargo, no tienes que renunciar a tus amados tacones por completo. Con algunos remedios caseros, podrás hacer mucho para rehabilitar tus pies cansados.

Otras personas están leyendo

Baño para pies cansados

Un rico baño tibio y calmante puede hacer maravillas al final de un largo día. Un baño de pies te proporcionará una sensación inmediata de relajación, además de que el agua caliente también ayudará a relajar los músculos cansados ​​y a estimular la circulación sanguínea. Todo lo que necesitas son unas sales comerciales y un gran recipiente lleno de agua tibia. Quizá prefieras sentarte al borde de la bañera, pero igualmente te relajarás. Unas pocas gotas de unos aceites esenciales aromáticos como el de lavanda o rosa en el agua, añadirán un elemento extra para tus sentidos; mientras que un enjuague con agua fría después de un baño tibio, te inundará de una sensación vigor al tiempo que estimula tu circulación.

Sulfato de magnesio (sales de Epsom)

El uso de un exfoliante casero después de un baño de pies puede mejorar la circulación, eliminar las células muertas de la piel, aliviar la tensión muscular y relajar los pies cansados y con dolor. El Epsom Salt Council comenta que es posible preparar un exfoliante casero mediante la mezcla de dos tazas de sales de Epsom (Sulfato de magnesio) con 1/4 taza de vaselina y unas gotas de aceite esencial de lavanda. Este exfoliante se puede utilizar directamente después de un baño, sobre los pies limpios y secos o aplicarse con un paño húmedo.

Automasaje

El automasaje es una de las maneras más sencillas de atender el dolor en los pies. Un buen masaje reduce la tensión y el dolor muscular, mientras que induce una sensación de relajación. Es posible trabajar con las manos, pero es buena idea rodar una pequeña bola dura -una pelota de tenis, lacrosse o golf, por ejemplo- con tus plantas mientras permaneces sentada. Esta técnica proporciona un masaje más firme.

Estiramiento de pies

La fascia plantar es un tendón que recorre el pie desde el talón hasta los dedos, el cual ayuda a absorber el choque y la tensión al caminar. El uso de tacones altos aplica una enorme presión sobre este tendón, lo que aumenta la probabilidad de sentir tirantez, tensión y dolor. La Sports Injury Clinic sugiere realizar flexiones de la fascia plantar para ayudar a alargar suavemente el tendón y prevenir o reducir el dolor y las lesiones. Este tipo de estiramientos se realizan de pie, con los talones colgando sobre el borde del escalón más bajo en un tramo de escaleras y también presionando los talones y levantando suavemente las puntas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles