Remedios caseros para la congestión nasal y de oídos

Escrito por george lawrence | Traducido por maria della cella figueredo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Remedios caseros para la congestión nasal y de oídos
La congestión nasal hace que sea difícil respirar y dormir, incluso puedes notar que el sabor de la comida es soso. (sunabesyou/iStock/Getty Images)

La congestión nasal y de oídos puede hacer que tu vida sea un poco miserable mientras dura la condición. Los oídos congestionados hacen que sea difícil (incluso imposible) escuchar conversaciones; probablemente escuchas estallidos o crujidos; e incluso puede ser que haya un pequeño dolor. La congestión nasal hace que sea difícil respirar y dormir, incluso puedes notar que el sabor de la comida es soso. Si sufres alguna de estas condiciones, prueba un remedio para aliviarla.

Otras personas están leyendo

Remedio casero para la congestión de oídos

A menudo, la congestión de oídos la produce una infección bacteriana subyacente en el canal auditivo. Para ayudar a atenuar la congestión, utiliza calor. Aplica calor a tu oído usando una botella de agua caliente, con la ayuda de una toalla mojada en agua caliente o usando una almohadilla térmica. Ten cuidado de no calentar demasiado el agua, debe estar tibia. Lo esencial es que el agua sea como la que usas cuando te bañas, no sumerjas tu oído hasta que la temperatura no sea la justa. El calor funciona ayudando al aumentar el flujo sanguíneo en el área. Esto promueve más glóbulos blancos que pelean contra la infección.

Además de usar calor, trata de abrir bien la boca. Según Midwestheadaches.com, la congestión de oídos puede producirse cuando la trompa de Eustaquio se bloquea (por completo o de forma parcial). Bostezar, tragar o incluso abrir la boca cuanto más puedas mientras contraes los músculos de la garganta puede ayudar a regular la abertura de las trompas en tus oídos. Si la congestión es menor hazlo para tratar de aliviar la congestión.

Remedio casero para la congestión nasal

Para suavizar la congestión nasal, utiliza un gotero (aquellos azules, de goma) agua caliente y sal. Para hacer la preparación, mezcla una cucharadita de sal en dos tazas de agua tibia (asegúrate de que el agua no esté muy caliente). Llena el gotero al presionarlo y colocarlo en la mezcla y soltarlo mientras está sumergido. Una vez que el gotero está lleno, inclínalo sobre un fregadero, inserta la punta del gotero en tu nariz, y con cuidado deja que la solución suba por tu nariz. La fuerza que debes aplicarle al gotero depende de tu preferencia; Nursesnotebook.com sugiere experimentar con una variación de presiones para averiguar qué es lo que ayuda más a tu nariz.

Además, al igual que el calor ayuda a disminuir la congestión en el oído, también ayuda a la nasal. Bebe infusiones calientes, al igual que tés y caldos de pollo. Mantén tu nariz en vapor para ayudar a liberar los canales nasales. Además, cortar cebolla e inhalar el aroma puede ayudarte, reduciendo la congestión.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles