Remedios caseros para embarazadas con dolor de garganta

Escrito por marguerite lance | Traducido por natalia pérez
Remedios caseros para embarazadas con dolor de garganta

Los remedios caseros pueden ayudar a una embarazada a aliviar el dolor de garganta.

Es inevitable que en algún punto durante las 40 semanas del embarazo la futura madre contraiga un virus; un dolor de garganta puede ser provocado por uno de ellos. Cuando no se está embarazada es fácil recurrir a una medicación para calmar un dolor de garganta, sin embargo, durante el embarazo es importante evitar tantas medicaciones adicionales como sean posibles. Afortunadamente, hay varios remedios caseros que las embarazadas pueden utilizar para aliviar este dolor.

Otras personas están leyendo

Lo básico

Como con cualquier enfermedad, es importante que la mujer se cuide; cuando está embarazada, es importante que ese cuidado sea especial. Si un virus ataca, descansa mucho y bebe muchos líquidos para permitirle al cuerpo que sane. Mantener la garganta bien hidratada también prevendrá más molestia. Es común que una garganta duela por goteo post nasal. Un aerosol salino puede ayudar a aliviar la congestión y el color de garganta; un humidificador también puede servir. Un médico o farmacéutico puede recomendar uno bueno.

Tés

Cuando estás enfermo y luchando con un dolor de garganta, los tés calman y quitan molestias. Es una buena elección agregar 1 a 2 cucharadas de miel y jugo de medio limón a una taza de té caliente de menta, limón y manzanilla. El té de limón y jengibre es también otra opción popular y sabrosa. Pela una pequeña rebanada de raíz de jengibre, hiérvela en agua para hacer un té amarillento, luego agrega el jugo de medio limón y 2 cucharadas de miel. Cáscaras de granada hervidas y hechas té actuarán como un astringente y calmarán cualquier dolor. De una a 2 cucharaditas de corteza de olmo resbaladiza (que también puede encontrarse como pastillas) convertidos en té cubrirán y aliviarán la garganta.

Gárgaras

Hacer gárgaras con una cucharada de sal combinada con 8 oz (237 cm3) de agua casi caliente varias veces al día resulta en un aumento del suministro de sangre a la garganta, remoción de mucosa y dilatación de los capilares; por ende, habilitando los anticuerpos que pelean virus. El agua caliente también es calmante. Agregar el jugo de un limón al agua salada es también de ayuda. Otras posibilidades de mezclas de gárgaras incluyen combinar 5 gotas de extracto de semilla de pomelo (que funciona como un antiséptico) a un vaso de agua, media cucharada de clorofila agregada en media taza de agua, una cucharada de vinagre de sidra en una taza de agua (que mata la bacteria al contacto), 1 cucharadita de pimienta de cayena y 3 de miel. La cayena también aumenta la circulación en la región, alejando la infección.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media