Remedios caseros con ajo

Escrito por laura crawley | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Remedios caseros con ajo
El ajo se usa como remedio tanto externa como internamente. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Luis Pasteur descubrió los poderes curativos del ajo en 1858, cuando probó científicamente que podía matar a las bacterias. Sin embargo, los curanderos tradicionales sabían de sus propiedades medicinales desde mucho antes. El ajo es usado como remedio casero para los resfríos y la gripe, como tratamiento tropical para las enfermedades de la piel y como protector contra infecciones y diversos dolores y achaques. Es rico en alicina y otros compuestos conocidos por estimular el sistema inmunológico y combatir las infecciones bacterianas y fúngicas. Como remedio casero, usa dientes de ajo fresco o cápsulas de aceite de ajo, que puedes conseguir en las tiendas de alimentos naturales.

Otras personas están leyendo

Remedios de ajo para el resfrío

Los resfríos, la gripe y las enfermedades relacionadas pueden aliviarse con ajo crudo. Cocinar el ajo disminuye su eficacia, por eso es mejor agregar un diente o dos de ajo fresco picado a tus ensaladas o como cubierta, con aceite de oliva, para los vegetales cocidos por separado. Los problemas de sinusitis relacionados con los resfríos pueden aliviarse comiendo un diente de ajo pelado por día, antes del desayuno. Bebe un vaso de agua junto con el ajo, para evitar el malestar estomacal. Consume ajo fresco que también puede aliviar las bronquitis al degradar la mucosidad del pecho.

Remedios caseros con ajo
Bebe agua cuando consulmas los dientes de ajo para evitar el malestar estomacal. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Remedios antifúngicos de ajo

Los ajos pueden ser aplicados sobre la piel para tratar las infecciones fúngicas. Trata el pie de atleta frotando unas gotas de aceite en tus pies. La tiña puede curarse frotando las zonas afectadas de tu piel con un diente de ajo cortado. Puedes tratar una verruga de forma similar, haciendo un pasta con ajo machacado. Aplica la pasta sobre la verruga y manténla en su lugar con un vendaje; coloca una media sobre el vendaje y la pasta, si la verruga se encuentra en una de las extremidades. El tratamiento tarda 10 días en hacer efecto.

Remedios caseros con ajo
Cubre la pasta de ajo con un vendaje para mantenerla en su lugar sobre una verruga. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Remedios generales de ajo

Si sufres de dolor de oídos, abre una cápsula de aceite de ajo y coloca dos o tres gotas de aceite en una bolita de algodón. Coloca la bolita de algodón en tu oído, con cuidado de no presionar demasiado hacia adentro. Deja el algodón embebido en aceite dentro de tu oído por aproximadamente una hora durante el día, y luego durante toda la noche. El ajo también ayuda a proteger el hígado de la hepatitis C. Consumir ajo fresco picado regularmente también ayuda a eliminar del organismo el exceso de metales pesados proveniente de la dieta.

Remedios caseros con ajo
Un algodón embebido en aceite de ajo puede ayudar a curar un dolor de oídos. (Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images)

Advertencias sobre su uso

Luego de consumir ajo exudarás un olor penetrante que perdurará por varias horas, por eso es bueno advertirles a los que te rodean. Ingerir dientes de ajo crudos puede producir un malestar digestivo; esto se puede aliviar bebiendo agua al mismo tiempo que se ingiere el ajo. Si estás tomando anticoagulantes o medicamentos para regular la glucemia, no uses ajo como remedio casero.

Remedios caseros con ajo
Consumir ajos te da un olor penetrante. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles