Remedios caseros para la irritación de garganta en las mañanas

Escrito por michelle kulas Google | Traducido por maría florencia lorenzini
Remedios caseros para la irritación de garganta en las mañanas

Alivia tu garganta seca y dolorida con remedios caseros.

sick woman image by forca from Fotolia.com

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health), la mayoría de las gargantas irritadas son más dolorosas por las mañanas, y gradualmente mejoran con el correr del día. Algunas causas que se asocian con los dolores de garganta matutinos incluyen respirar por la boca durante la noche, aire frío que irrita las membranas de la mucosa y goteo nasal que se acumula en la garganta. Otras veces, una infección viral o bacteriana es la causa del dolor de garganta. Consulta con tu médico si tu garganta empeora, el dolor persiste, o si tienes fiebre o sarpullidos en la piel, estos síntomas pueden indicar complicaciones en el cuadro.

Otras personas están leyendo

Bebe algo

Algunas veces, el simple hecho de beber algo caliente o frío puede suavizar una garganta seca y dolorida. Cuando te despiertas, bebe una taza de té con miel, un vaso de jugo o de agua. La Clínica Mayo recomienda mezclar miel y limón en un recipiente con agua caliente. La miel puede calentar y suavizar tu garganta, y el limón puede remover el exceso de mucosidad que se formó en la garganta durante la noche.

Utiliza un humectador

Utiliza un humectador o un vaporizador fresco para ayudarte a aliviar el dolor en la garganta que se produce por inhalar aire seco. Las membranas mucosas se mantendrán humectadas si el aire que inhalas está húmedo, aún cuando respires por la boca. La Clínica Mayo advierte: limpia tu humectador regularmente para evitar la formación de mucosidad y bacterias. Pueden causar enfermedades y empeorar así la condición de tu garganta.

Gárgaras con agua y sal

El "Libro de remedios caseros del doctor" (Doctor's Book of Home Remedies) recomienda hacer gárgaras con agua y sal para suavizar y humectar la garganta. Mezcla una cucharadita de sal en un medio litro de agua tibia (1 pinta), y realiza gárgaras con ese líquido tan seguido como desees. Si utilizas más sal de la recomendada, secarás aún más tu garganta, aumentando la irritación. Otra opción es utilizar un enjuague bucal antiséptico.

Recubre o adormece tu garganta

Utiliza caramelos para la tos o caramelos duros para recubrir tu garganta y reducir la irritación y sequedad. Como la producción de saliva disminuye mientras duermes, disolver suavemente pastillas en tu boca estimula la saliva y de esta forma barre la mucosidad de tu garganta. Si tu garganta está más dolorida que seca, ingerir helado o cubitos de hielo puede adormecer tu garganta temporalmente, y de esta forma reducir el dolor.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media