Remedios caseros para los poros abiertos

Escrito por kelly sundstrom | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Remedios caseros para los poros abiertos
Cierra los poros de tu cara para evitar que queden más impurezas en tu piel. (Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images)

El acné y los puntos negros son causados por la suciedad y las bacterias que se alojan dentro de los poros de la piel. Si los poros están más abiertos o más grandes pueden introducirse más impurezas, conduciendo a las manchas de acné. Por suerte, hay algunos remedios naturales que pueden cerrar los poros para prevenir que se forme el acné.

Otras personas están leyendo

Masajear la piel

Masajear la piel afloja los bloqueos en la piel, mejora la circulación y ayuda a cerrar los poros que están muy abiertos y expuestos. El masaje facial puede hacerse utilizando agua o un aceite no comedogénico, como el aceite de oliva o el de ricino. Si se utiliza un aceite, la piel debe masajearse por unos minutos y luego utilizar vapor para liberar los aceites de la piel. Una vez que los aceite se liberan, los poros se verán más limpios y pequeños. El vapor puede hacerse al colocar la cara a 12 pulgadas (30 cm) de un tazón de agua caliente o al colocar un trapo caliente sobre la piel hasta que se enfríe. El exceso de aceites debe limpiarse con un trapo limpio después de 2 minutos.

Limpieza de la piel

Limpiar la piel es una materia delicada y la limpieza incorrecta resulta en poros abiertos y obstruidos que pueden infectarse con bacterias. Utilizar un jabón hidratante pueda exponer la piel a los aceites obstructores que abren los poros. Por otro lado, utilizar un jabón que limpie la piel de sus aceites naturales causará que la piel produzca un exceso de aceites. Esto causará que los poros se abran para poder distribuir los aceites a la piel. Utiliza sólo un jabón suave o limpiador formulado para la piel sensible o un jabón natural creado al mezclar bicarbonato de sodio con avena. Si creas el jabón en casa combina 2 cucharadas de bicarbonato de sodio con 2 cucharadas de avena y vierte por encima 1 cucharada de agua caliente. Masajea la mezcla sobre la piel por 1 a 2 minutos y luego lávala con agua fría.

Hielo para la piel

El calor, como el vapor o el agua caliente, abrirá los poros y el frío hará que se cierren. Aplicar una sustancia extremadamente fría sobre la piel a diario, como cubos de hielo, hará que los poros se encojan y se cierren bien. Cuando los poros estén cerrados, evitarán que la piel se obstruya con suciedad y bacterias.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles