Remedios caseros para las quemaduras menores

Escrito por victoria ries | Traducido por martín giovana
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Remedios caseros para las quemaduras menores
Las quemaduras de primer grado ocurren todos los días en los hogar. (piel de elefante image by nuryudijes from Fotolia.com)

La quemaduras menores, también llamadas “de primer grado”, ocurren todos los días en hogares a lo largo de los Estados Unidos. Dichas quemaduras no son lo suficientemente serias como para llamar una ambulancia o ir al doctor; sin embargo, los primeros auxilios son necesarios. Es conveniente conocer los remedios caseros para las quemaduras menores, para así poder tomar los recaudos necesarios para estos accidentes que ocurren ocasionalmente en el hogar.

Otras personas están leyendo

Miel

Aplica una fina capa de miel en la quemadura para matar las bacterias y acelerar el proceso de curación. Cubre la quemadura con una almohadilla de gasa esterilizada y asegúrala con cinta médica. Cambia el vendaje tres veces al día. La miel tiene propiedades médicas increíbles, la cual ha sido usada durante miles de años por civilizaciones antiguas. La miel es un antimicrobiano, bactericida, antiséptico y antifúngico, lo que hace que ésta sea uno de los pilares fundamentales del botiquín.

Aloe vera

Arranca un tallo grueso y jugoso de la planta de áloe vera. Haz un corte en el tallo y derrama el gel en un platillo limpio o en una tarjeta. Aplica este gel sobre la quemadura, cubre la herida con una almohadilla de gasa esterilizada y fíjala con cinta médica. Si no tienes la planta, puedes comprar áloe vera en pomos en los supermercados o tiendas de alimentos saludables. Basta con aplicar el áloe vera desde el pomo, de la misma manera que lo harías con gel de la planta.

Agua fría

Deja correr agua fría sobre la quemadura por 10 minutos, hasta que el calor haya desaparecido de ésta. El agua fría quita el calor de la quemadura y previene que se ampolle el área, lo cual causaría una quemadura conocida como “de segundo grado”. Si el calor vuelve, coloca la herida bajo un chorro de agua fría por otros 10 minutos.

Leche

Humedece el área de la quemadura con leche. La acción calmante de la leche previene que la quemadura se caliente demasiado. Empapa un trapo con leche y aplícalo a la quemadura de primer grado, asegurándote de enjuagar el paño a fondo después del tratamiento para prevenir la acidificación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles