Remedios para el cuidado de la piel después de nadar

Escrito por traci joy Google | Traducido por paulo roldan
Remedios para el cuidado de la piel después de nadar

Cuida tu piel después de nadar.

Algunas veces nada se siente mejor que un chapuzón en una piscina o en el océano en un día caluroso. Esto es, hasta que sales del agua. Si bien nadar es terapéutico para la mente y bueno para el corazón, no siempre es lo mejor para tu piel. Ya sea que nades en una piscina tratada con químicos, en un océano lleno de sal, en un estanque o en un lago, hay pasos que puedes dar para asegurarte de que tu piel se mantenga saludable e hidratada.

Otras personas están leyendo

Enjuague

Cuando salgas del agua, enjuágate. La mayoría de las piscinas públicas están tratadas con cloro, y en la opinión del Dr. Andrew Weill, el cloro puede ser una amenaza para la salud, no sólo para tu piel, sino también para tus pulmones. Su recomendación consiste en que te enjuagues tan pronto como salgas de la piscina, y te alejes de ella e inhales bocanadas profundas de aire fresco que no huela a cloro. Frecuentemente el agua con la que te duchas también está tratada con cloro. Si bien no hay mucho que puedas hacer con las duchas públicas, instala un filtro en la de tu casa para proteger tu piel de la sequedad e irritación que puede causar el cloro. El agua del océano también puede secar tu piel, y podría contener sustancias tóxicas que se adhieren a ella. Cuando salgas del mar, enjuágate en una ducha de playa o toma una tan pronto como puedas de regreso a tu hotel o en tu casa. Los espacios para nadar como estanques o lagos contienen menos sustancias químicas, pero aún pueden contener bacterias o parásitos. Nuevamente, enjuagar tu piel tan pronto como puedas es la mejor medida preventiva.

Humectante y FPS

Después de enjuagar los residuos de agua de tu piel, debes humectarla. La mayoría de los humectantes disponibles en las tiendas funcionarán adecuadamente, pero su efecto es temporal. La vaselina es un excelente humectante, y si se usa poco después de salir de la ducha y antes de secarse, puede sellar la humedad en la piel. También necesitas aplicar nuevamente tu bloqueador solar. El bloqueador debe tener un factor de protección solar (FPS) de al menos 15. Los humectantes y los bloqueadores solares no permanecen por mucho tiempo en el agua. Incluso aquellos que afirman ser a prueba de agua se desvanecerán, sólo les toma un poco más de tiempo. De acuerdo con la American Melanoma Foundation, el bloqueador solar puede decir "a prueba de agua" incluso si sólo permanece en la piel durante 1 hora y 20 minutos después de salir del agua. No te olvides de tus labios. El agua también puede secar los labios, por lo cual debes usar un protector o bálsamo para labios con FPS.

Para los niños

De acuerdo con el Dr. Anthony Mancini, los bebés deben limitarse a periodos más cortos en el agua de 30 minutos. Esto también se recomienda para los niños menores de dos años. Las mismas reglas de protección de la piel que aplican en los adultos aplican para los niños. Enjuágalos y vuelve a aplicar bloqueador solar y humectante cuando terminen de nadar.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media