Remedios para un dolor de estómago por intolerancia a la lactosa

Escrito por sharon therien | Traducido por paula ximena cassiraga
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Remedios para un dolor de estómago por intolerancia a la lactosa
La raíz de jengibre es popular para curar numerosos problemas digestivos, incluyendo el dolor de estómago. (ginger hand with minced and sliced ginger image by David Smith from Fotolia.com)

El dolor de estómago es uno de los síntomas que suelen acompañar a la intolerancia a la lactosa. Aunque la gente se refiere a este malestar como dolor de estómago, podría no estar realmente en este órgano, sino en cualquier otra parte del sistema digestivo. Luego de intentar prevenir este síntoma reduciendo tu consumo lácteo y usando productos de lactasa, tal vez sigas sufriendo de dolores de estómago ocasionales. Si este es el caso, algunos medicamentos y opciones naturales están disponibles para minimizar el malestar.

Otras personas están leyendo

Medicamentos

Existe un número de medicamentos para el dolor de estómago relacionado con los síntomas de la intolerancia a la lactosa. Si el dolor es causado por gases, los medicamentos de venta libre con simeticona, que reducen estos gases, podrían ser eficaces. También podrías encontrar alivio en productos que calmen los espasmos musculares de tus intestinos. Alternativamente, tal vez quieras probar una enzima de lactasa en líquido o tabletas, para atacar directamente la intolerancia a la lactosa en lugar de tratar los síntomas del dolor. Habla con tu médico para determinar el mejor tratamiento de acuerdo tus síntomas y tu situación de salud.

Jengibre

El jengibre es un remedio natural que usa mucha gente para malestares digestivos y dolores de estómago. Su raíz fomenta la producción y digestión de jugos gástricos, calma el dolor intestinal por calambres y espasmos, y tiene cualidades generales para aliviar el dolor. Usa raíz de jengibre en polvo o como té. Se necesita más investigación acerca de la efectividad del jengibre, debido a que los estudios han llegado a conclusiones contradictorias. Suele considerarse seguro aunque puede tener efectos secundarios, como acidez y malestar estomacal. Habla con tu médico antes de usarlo si estás embarazada, en período de lactancia o si tienes diabetes. Evita esta especia si tienes problemas cardíacos o de hemorragias.

Menta

Como el jengibre, la menta es un remedio natural tanto para el dolor como para las problemas digestivos; aunque los estudios sobre su efectividad aún no son concluyentes. Se cree que la menta alivia los espasmos estomacales y vesiculares, el dolor general y los problemas digestivos que podrían causarlo, como la diarrea, gases y el síndrome de colon irritable. Usa hojas de menta en té, compra aceite de menta de recubrimiento entérico o agrega una gota de aceite de menta a 1 taza de agua y un poco de miel. También se cree que la miel es segura, aunque puede causar acidez y reacciones alérgicas. Habla con tu médico antes de tomarla si estás embarazada o en período de lactancia. Evítala si tienes aclorhidria.

Manzanilla

La manzanilla es otra opción natural que ofrece un posible alivio tanto para problemas como para dolores digestivos, aunque no hay investigaciones suficientes que respalden esto. La manzanilla suele usarse en forma de té para espasmos y dolores digestivos. Se cree que alivia los gases, la hinchazón y la diarrea, que pueden acompañar la intolerancia a la lactosa y causar dolor de estómago. La manzanilla suele considerarse segura, aunque puede llevar a una reacción alérgica y vómitos. Evita esta hierba si estás embarazada o en período de lactancia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles