Remedios homeopáticos para la inflamación de las articulaciones en el cuerpo

Escrito por jennifer shakeel | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Remedios homeopáticos para la inflamación de las articulaciones en el cuerpo
La inflamación de las articulaciones. (Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images)

La artritis es la razón más común para la inflamación de las articulaciones en el cuerpo. La inflamación también puede ser causada por lesiones o por enfermedades estacionales. Si bien hay una serie de medicamentos eficaces para el tratamiento de la inflamación y el dolor, no siempre son fáciles de digerir. Los remedios homeopáticos utilizan sustancias naturales para tratar el dolor articular y proporcionan un alivio eficaz y sin efectos secundarios.

Dieta antiinflamatoria

La homeopatía también significa medicina en el hogar. El primer remedio homeopático aconsejado para el tratamiento de la inflamación articular es una dieta anti-inflamatoria. Retira la harina blanca, el azúcar y los carbohidratos de tu dieta regular y agrega frutas frescas y verduras, pescado y pollo. El consumo de ácidos grasos omega-3, que están disponibles a partir del pescado y aceite de hígado de bacalao, también puede ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo.

Hierbas culinarias

Las hierbas tales como el jengibre, la cúrcuma, la alfalfa y el romero, que están fácilmente disponibles en la cocina, son muy beneficiosas para reducir la inflamación y dolor articular. El uso regular de estas hierbas también puede mantener a raya la inflamación y te permitirá llevar una vida sana. También se sabe que el ajo tiene propiedades antiinflamatorias y añadiendo una buena dosis de ajo a tu sopa o ensalada puedes mantener las articulaciones libres de inflamación.

Hierbas especiales

La homeopatía ha identificado ciertas hierbas especiales que pueden dar alivio rápido y duradero a la inflamación de las articulaciones. El principal de ellas es la boswelia, que se encuentra en formulaciones naturales para el dolor, y el bogbean, una hierba acuática que también ayuda a tratar la inflamación.

Aplicaciones externas

Si la inflamación y el dolor se están convirtiendo en algo muy difícil de controlar, puedes utilizar uno de los siguientes recursos para obtener alivio rápido.

Fríe pimienta en aceite de sésamo y tritura la mezcla hasta formar una pasta. La aplicación directa de esta pasta sobre las articulaciones afectadas proporciona un alivio rápido.

Se sabe que el aceite de clavo tiene propiedades calmantes y analgésicas rápidas. Aplícalo directamente en las áreas afectadas. El masaje ligero permitirá que el aceite sea absorbido por la piel y aliviará rápidamente el dolor y reducirá la inflamación.

Toma un baño caliente en agua que contenga cerca de medio kilo de sal de Epsom. Sumergirte en el agua durante al menos 30 minutos va a mejorar la circulación sanguínea en tus articulaciones y aumentará la temperatura general de tu cuerpo para producir un alivio rápido de los músculos y la inflamación de las articulaciones.

Masajea las articulaciones inflamadas con miel y luego colócate una hoja de col atada durante la noche. Esto debe hacerse cargo del dolor y te permitirá dormir toda la noche.

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles