Remedios para la inflamación del hígado

Escrito por genevieve rice | Traducido por claudia caceres
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Remedios para la inflamación del hígado
Reduce el nivel de alcohol. (Alcohol image by Sergey Yakovenko from Fotolia.com)

La inflamación del hígado es causada por el virus de la hepatitis. Varias cepas de hepatitis han sido identificados, aumentando en gravedad. La hepatitis A es altamente contagiosa y causada generalmente por consumir alimentos contaminados con materia fecal. La hepatitis B es un virus que puede transmitirse a través de la sangre, el semen y otros fluidos corporales. La hepatitis C, que sólo puede transmitirse a través de la sangre, puede dejar de forma permanente cicatrices en el hígado. La hepatitis crónica puede causar daño permanente al hígado e incluso la insuficiencia hepática. Afortunadamente, hay varios remedios para combatir la hepatitis.

Otras personas están leyendo

Medicamentos antivirales

Aunque los medicamentos pueden no ser necesarios o eficaces contra todos los virus de la hepatitis, varios medicamentos anti-virales pueden ser utilizados para tratar la hepatitis B y C. Las inyecciones de interferón, que el cuerpo produce para luchar contra los virus invasores, puede ayudar a fortalecer el sistema inmune para luchar contra la la hepatitis B. La lamivudina y adefovir dipivoxil son medicamentos orales que ayudan a detener el crecimiento del VPH.

Remedios naturales

Los remedios caseros pueden también afectar la hepatitis. Trata de limpiar el hígado con raíz de bardana y diente de león. Apoya la función del hígado con aceite de semillas de comino negro. Repara y protege un hígado dañado con leche de cardo, una hierba mediterranea con un montón de flavonoides. Para los enfermos de hepatitis B, las dosis regulares de Phyllanthus puede prevenir los brotes mediante el bloqueo del ADN polimerasa que el virus HPV necesita para reproducirse.

Trasplantes de hígado

En los casos de enfermedad hepática avanzada, como la cirrosis o insuficiencia hepática debida a la hepatitis crónica, un trasplante de hígado se puede recomendar. El trasplante de hígado puede ser ortotópico, es decir, un hígado enfermo reemplazado por un hígado sano de un donante fallecido, o un trasplante de donante vivo, en el que una persona viva dona parte de su hígado. La hepatitis todavía puede volver a ocurrir después del trasplante, pero el paciente tiene un hígado más fuerte con el que lidiar con la enfermedad.

Otras acciones que tomar

Además de los medicamentos recetados y remedios naturales, el impacto de la hepatitis se puede disminuir con unas medidas sencillas. Limita el consumo de alcohol, o deja de beber por completo debido a que el hígado tiene que trabajar duro para procesar el alcohol. Reducir el consumo de alcohol también ayuda al hígado a curarse y regenerarse. Además, evita las multivitaminas con vitaminas A y D, ya que pueden ser tóxicas para el hígado en grandes dosis. Además, revisa tu consumo de proteínas. Consumir más proteínas de las que un hígado pueda manejar puede causar acumulación tóxica, lo que lleva a la confusión mental. Para determinar la cantidad de proteína en gramos para consumir en un día, divide el peso en libras por dos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles