Salud

Remedios tradicionales para la peste negra

Escrito por miranda reynolds | Traducido por eduardo moguel
Remedios tradicionales para la peste negra

Las ratas portaban las pulgas que contagiaban la peste bubónica.

NA/AbleStock.com/Getty Images

La peste bubónica, mejor conocida como la peste negra, es una enfermedad que mató a millones de personas en Europa entre los siglos VI y XVII. La plaga era portada por las ratas, cuyas pulgas transmitían la enfermedad a los humanos mediante sus picaduras. Era extremadamente contagiosa y también podía transmitirse al respirar el mismo aire que una persona infectada.

Síntomas de la peste bubónica

Los síntomas de la peste negra incluyen manchas negras en la piel e inflamación de los ganglios linfáticos, generalmente en el cuello, en las axilas y en la ingle. Se desarrolla una fiebre alta acompañada de vómitos, dolor estomacal severo y tos con sangre. Conforme la enfermedad progresa, la persona infectada pierde sus capacidades mentales y en las etapas mentales entra en una fase de somnolencia profunda. Una vez que la persona se duerme, no vuelve a despertar. Esto antes era clasificado como "dormirse", pero ahora se sabe que el paciente entra en un coma del que no se despierta.

Curas tradicionales

Una cura tradicional para alejar la mala suerte y las enfermedades era colgar una herradura sobre la puerta. Esta cura se mantuvo hasta el siglo XIX. El vinagre se utilizaba mucho debido a su habilidad para combatir las infecciones y desinfectar objetos como monedas y prendas. En Escocia, en el siglo XIV, se colgaban hogazas de pan hasta que enmohecían para después ser quemadas. Se pensaba que el pan recolectaba los gérmenes que producían la infección. Cortar las venas, en un proceso llamado sangría, era una de las prácticas más comunes en el siglo XIX. Los médicos pensaban que si cortaban las venas cerca del área infectada, la enfermedad saldría por los cortes y practicaban este proceso regularmente.

Hierbas

El ajo se utilizaba para curar muchos males y parecía ser útil contra la peste negra. Otras curas tradicionales incluían el uso de lavanda, salvia y bayas para los dolores de cabeza, ajenjo y menta para aliviar el dolor estomacal y regaliz para la congestión nasal. 95% de las personas infectadas con la peste bubónica morían, así que estos eran tan sólo alivios temporales.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media