DESCUBRIR
×

Cómo hacer remolachas en vinagre

A diferencia de la mayoría de las recetas de remolachas en vinagre, ésta no es para preparar un camión cargado de ellas, y puedes usar remolachas rebanadas enlatadas o frescas, lo que constituye un verdadero ahorro de tiempo. Esta simple receta rendirá para 2 tazas de remolachas. Puedes duplicarla, triplicarla o cuadriplicarla fácilmente.

Instrucciones

    Casero es bueno - ¡Casero y fácil es mejor!

  1. Corta la parte superior de las remolachas frescas y pélalas. Si usas remolachas enlatadas, saltea este paso. Cocínalas a fuego lento hasta que estén tiernas en una cacerola con agua suficiente para cubrirlas. Deja que se enfríen completamente y córtalas en rebanadas finas. Ponlas en el cuenco de vidrio.

  2. Coloca el vinagre, agua, azúcar, sal y pimienta en la cacerola. Cocínalo a fuego medio alto, revuelve constantemente y dale un hervor. Cocina de 5 a 6 minutos a fuego lento, asegurándote de que el azúcar esté disuelta.

  3. Agrega cuidadosamente la mezcla del vinagre caliente en el cuenco con las remolachas. Mezcla suavemente, no querrás romperlas. Deja que se enfríen, luego tápalas y refrigéralas.

  4. Pon las remolachas en recipientes o frascos esterilizados. Podrás conservarlos en la heladera de 7 a 8 semanas. No congeles esta receta. Funciona como un hermoso artículo para regalar.

Consejos

  • Pela las remolachas con un pelador de papas en lugar de un cuchillo. Es más fácil y desperdiciarás menos.

Advertencias

  • No congeles las remolachas. Se echarán a perder en el congelador.

Necesitarás

  • 2 tazas de remolachas en rebanadas delgadas
  • 1/2 taza de agua
  • 1/2 taza de vinagre (blanco o de sidra para dar más sabor)
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • Cacerola (no de aluminio)
  • Cuenco de vidrio