Cómo remover las manchas de la loza y de la porcelana

Escrito por lisa parris | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo remover las manchas de la loza y de la porcelana
No dejes que las manchas arruinen una hermosa pieza de loza o porcelana. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La porcelana y la loza son usadas con frecuencia para crear elementos decorativos como los figurines de colección, los jarrones, los servicios de mesa y los platos. El material poroso puede ser fácilmente moldeado en formas intrincadas y el color blanco brillante hace un excelente fondo para los diseños delicados. Como a todos los elementos de la casa, el uso frecuente expone la suciedad y la basura con una variedad de marcas y decoloraciones. Debido a la frágil naturaleza de estos materiales debes tener cuidado cuando intentas sacar las manchas. Aunque hay productos comerciales para precisamente hacer este trabajo, algunos elementos caseros harán el trabajo de la misma forma.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Toallas o una frazada vieja
  • Recipiente grande
  • Jabón suave para lavar platos
  • Esponja
  • Bicarbonato de sodio
  • Limones
  • Borato
  • Vodka

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Cubre una superficie uniforme y fuerte, como una mesada o mesa con varias capas de toallas suaves o con una frazada grande. Si se te llega a caer alguna de las piezas durante el proceso de limpieza, el material amortiguará la caída y evitará que se rompa.

  2. 2

    Llena un recipiente grande con agua tibia. Agrega una cucharadita de jabón y revuelve bien hasta que se forme espuma. Coloca el agua jabonosa cerca del área de trabajo.

  3. 3

    Sumerge una esponja en la solución y escúrrela suavemente para remover el exceso de agua. Aplica la esponja jabonosa a la porcelana o a la loza y frota ligeramente con movimientos pequeños y circulares. Esto removerá todo el polvo o suciedad de la superficie. Enjuaga la pieza debajo de agua fresca para quitar el jabón. Seca la superficie dándole palmaditas con una toalla.

  4. 4

    Vierte 1/4 de cucharadita de jabón suave para lavar platos directamente sobre las manchas que quedan. Frota el jabón ligeramente con una esponja suave. Enjuaga el jabón poniendo el área afectada debajo del agua corriente. Si la mancha persiste, repite el tratamiento o ve al siguiente paso.

  5. 5

    Vierte 1/2 taza de bicarbonato de soda en un plato poco profundo. Envuelve la parte final de un trapo húmedo alrededor de tu dedo índice y entonces pásalo por el bicarbonato, para que a la tela le quede una capa del mismo adherida, Frota la tela sobre las áreas descoloridas. Enjuaga la pieza con agua fresca para remover los residuos.

  6. 6

    Remueve las manchas difíciles con jugo de limón. Corta un limón en trozos y cubre cada pieza con bicarbonato de soda o borato. Presiona las piezas de frutas tratadas contra la mancha y frota para remover la descoloración.

  7. 7

    Trata las manchas que queden con vodka pura. Es un solvente natural, que disuelve un número de complejos químicos al contacto. Simplemente vierte una pequeña cantidad de vodka en una tela blanca limpia y suavemente frota la mancha.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles