Cómo remover el óxido de las tuercas de ruedas

Escrito por carole ellis | Traducido por pau epel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo remover el óxido de las tuercas de ruedas
Remueve el óxido de las tuercas de ruedas de tu auto. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las tuercas de ruedas están hechas de metal, y frecuentemente son diseñadas y tratadas para prevenir el óxido. Sin embargo, con el tiempo pueden desarrollar óxido al desgastarse su capa protectora o ser descuidadas. Por fortuna, así como estas tuercas son resistentes para soportar las ruedas de tu auto y mantenerlas en su lugar, también pueden soportar algunos esfuerzos bastante duros para remover el óxido.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Martillo
  • Botella atomizadora
  • Detergente líquido
  • Trapos de limpieza
  • Papel de lija
  • Cepillo de alambre
  • Bicarbonato de sodio
  • Vinagre

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Remueve las tuercas de las ruedas. Si están severamente oxidadas, tal vez necesiten ser golpeadas con un martillo una o dos veces para soltarlas. Ten mucho cuidado al hacer esto, de modo que el martillo no rebote y te golpee.

  2. 2

    Lava las tuercas en agua tibia jabonosa. Puedes frotarlas con un cepillo de cerdas o limpiarlas con un trapo. Esto es sólo para remover la suciedad y los residuos, aunque también podría ser útil para empezar a aflojar el óxido.

  3. 3

    Limpia las tuercas con un trapo limpio. En este punto ya debes poder hacerte una idea de qué tan oxidadas están, una vez que se ha removido la suciedad de la superficie.

  4. 4

    Lija el óxido pesado. Frota el papel de lija sobre el óxido para removerlo. Usa la lija para rebajar el óxido, pero cuando llegues al metal de la pieza deja de lijar.

  5. 5

    Frota el óxido de la pieza con el cepillo de alambre. Usa el agua jabonosa que empleaste en la limpieza inicial, y frota completamente el área oxidada con el cepillo. Éste no debe causar daños al metal, pero sí raspará el resto del óxido.

  6. 6

    Enfrenta todas las manchas de óxido persistentes con bicarbonato de sodio y vinagre. Prepara una pasta de bicarbonato y vinagre, combinando tres cucharadas de bicarbonato de sodio con dos cucharaditas de vinagre. Cubre todas las manchas que queden con esta pasta, y déjala sobre las tuercas durante 20 minutos antes de frotarla con el cepillo de alambre y agua tibia.

  7. 7

    Seca la tuercas de ruedas. Usa un trapo limpio y seco para remover toda la humedad posible y prevenir la oxidación superficial.

Consejos y advertencias

  • Remojar las tuercas en vinagre es otra forma excelente de aflojar la acumulación de óxido persistente.
  • El aceite mineral puede prevenir la formación de óxido.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles