Reparación de un pomo de puerta interior

Escrito por chris deziel Google | Traducido por edgar hernandez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Reparación de un pomo de puerta interior
Pomos de puerta interior no son de uso rudo como los exteriores. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las puertas interiores y exteriores de una casa son muy diferentes. Las puertas exteriores son sólidas y durables para protegerte del clima y mantenerte seguro, mientras que las interiores son huecas. Los pomos de puerta interior son también ligeros en comparación con los de las puertas exteriores. Por lo general no tiene llave, pero si tienen seguros, se cierran de un solo lado. Cuando un pomo no funciona bien, o la puerta no se cierra, puedes resolver el problema con solo unos ajustes al pomo o unos golpes a la jamba de la puerta.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Desarmador de ranura
  • Desarmador Phillips
  • Lubricante en aerosol
  • Perforadora de clavo
  • Martillo
  • Lima
  • Taladro
  • Tornillo
  • Cincel
  • Pegamento epoxi

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Arregla un pomo de puerta flojo, solo ajustando los tornillos. Busca un par de tornillos debajo del pomo a un lado de la puerta. Si el pomo se cierra, los tornillos estarán en el lado de la puerta con el seguro. En algunos pomos de puerta, los tornillos están escondido con una placa decorativa llamada rosa. Para quitar la rosa, debes remover primero el pomo.

  2. 2

    Busca una ranura pequeña en la placa del vástago del pomo. Empuja con el desarmador y jala el pomo, con ésto podrás retirarlo. Coloca el desarmador en la ranura de la roda que está en el fondo, y jala la rosa.

  3. 3

    Aprieta los dos tornillos con el desarmador Phillips.

  4. 4

    Quita los tornillos para arreglar un pomo que se atora. Después de que los tonillos estén afuera, jala los dos pomos para que se separen del cerrojo de la puerta. Aplica algo de lubricante en el cerrojo, después inserta el pomo con el seguro dentro del orificio en el cerrojo, coloca el otro pomo en el seguro, y colócalos juntos. Si el pomo tiene un seguro, asegúrate que está abierto antes de realizar éste proceso. Coloca de nuevo los tornillos y apriétalos con el desarmador.

  5. 5

    Ajusta el cerrojo a la jamba, si el pomo aún se atora o cierra completamente con la puerta. Si está ligeramente fuera de lugar, trata de golpear un poco en su lugar con el martillo o utiliza la lima. Si la abertura de la placa es muy pequeña, puede que necesites ampliarla.

  6. 6

    Desatornilla el cerrojo de la jamba para quitarlo. Ensancha la abertura con el taladro, usando una broca un poco más larga que el diámetro de la abertura, o quita los bordes del cerrojo con el martillo y el cincel. Reemplaza la placa y atornilla de nuevo a la jamba.

  7. 7

    Repara un cerrojo flojo que está afectando la operación del pomo, quítalo y rellena los orificios de los tornillos con pegamento epoxi. Deja que el pegamento seque, después reemplaza la placa y mete los tornillos en el pegamento endurecido.

Consejos y advertencias

  • Si la cerrojo no se mueve cuando le das la vuelta al pomo, entonces el mecanismo del cerrojo puede estar desgastado. Ya que los pomos no son caros, posiblemente sea más fácil reemplazar el pomo que reparar el mecanismo desgastado.
  • Si la madera en la jamba está cuarteada, repara la abertura con el pegamento epoxi, después haz los hoyos piloto antes de remplazar los tornillos para asegurar la placa. Usa una broca mas pequeña que el diámetro del vástago de los tornillos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles