Cómo reparar un abrigo de visón cuyas pieles se han descosido

Escrito por marc gottlieb | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reparar un abrigo de visón cuyas pieles se han descosido
(John Foxx/Stockbyte/Getty Images)

Como cualquier prenda delicada, los abrigos de visón comenzarán a descoserse con el transcurso del tiempo por un sinnúmero de motivos, desde el uso excesivo hasta un mal guardado. Tal vez fue un hallazgo en una tienda de segunda mano o de moda a la antigua donde se puede comprar un abrigo de visón en perfectas condiciones por un precio ridículo y todo lo que requiere es un poco de reparación para volver a usarse. Cualquiera sea el motivo, hay algo que es cierto: las pieles han comenzado a descoserse. Llevarlo a una peletería es un dinero que no debes gastar cuando todo lo que se necesita es una aguja, hilo y algo de paciencia.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una aguja para cuero
  • Un dedal
  • Hilo
  • Alicates de punta fina
  • Tijeras
  • Alfileres

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo reparar un abrigo de visón cuyas pieles se han descosido

  1. 1

    Une con alfileres la piel en el lugar que le corresponde en el abrigo, asegurándote de que calzan bien las pieles y que su largo es parejo.

  2. 2

    Cose la piel con la aguja para cuero y el hilo. Algunos abrigos pueden requerir un hilo más grueso para que las pieles permanezcan en su lugar. Un peso medio es 50, mientras que los números mayores denotan fibras más delgadas. Determina cuál es el hilo adecuado según el peso de las pieles. Traspasa la aguja por las pieles, usando el dedal para obtener mejores resultados. Una vez que la aguja pasó, puedes darte cuente de cuán difícil resulta penetrarla por completo, de manera que toma los alicates para tirar de la aguja por el orificio. Evitará que te duelan las manos y que te lastimes los dedos.

  3. 3

    Cepilla los folículos de la piel que rodea al orificio. Antes de completar cada puntada, asegurate de que ningún pelaje se atasque debajo de los hilos. Empújalo fuera de con tus dedos o sóplalo para dispersarlo de la zona de trabajo. Termina al haber finalizado de coserlo.

  4. 4

    Repite el procedimiento hasta que la piel esté seguramente cosida. Una vez completado, ata el hilo y remata los extremos. Asegúrate de que el hilo esté oculto entre el pelaje. Si no lo puedes hacer sin dañar ni cortar la piel, entonces déjalo tal como es´ta y ocúltalo lo mejor que puedas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles