Cómo reparar una cerradura de pestillo atascada en una puerta de patio

Escrito por lane cummings | Traducido por ana grasso
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reparar una cerradura de pestillo atascada en una puerta de patio
Una cerradura de pestillo es la cantidad de protección mínima que necesitas para una puerta de patio. (Thinkstock Images/Comstock/Getty Images)

Tener un patio realmente es un regalo para tu hogar. Te da un espacio para estar en contacto con el exterior al mismo tiempo que puedes tener invitados y relajarte al aire libre. Sin embargo, debes tomar precauciones si tienes una casa con patio. Todos los patios tienen puertas que conectan el exterior con la casa. Debes asegurar esta puerta con una cerradura de pestillo como mínimo. Si el pestillo alguna vez se atasca o se vuelve inoperable, es mucho más que un inconveniente. Es algo que podría comprometer la seguridad de tu hogar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Lima de metal
  • Trapo libre de pelusa
  • Taladro
  • Punta de taladro
  • Pegamento de residuo pegajoso
  • Cerillos de madera

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Pestillos alineados correctamente

  1. 1

    Examina la posición de la placa y el extremo del pestillo. Deberían estar posicionados de manera razonablemente alineada.

  2. 2

    Pasa una lima de metal por los bordes de la placa, moviéndola hacia adelante y hacia atrás. Esto es para suavizar la textura de los bordes.

  3. 3

    Mueve la misma lima de metal hacia adelante y hacia atrás por la punta del pestillo, suavizando la superficie de metal que puede estar causando que la cerradura se atasque.

  4. 4

    Limpia la placa y el extremo del pestillo con un trapo libre de pelusa. Prueba el pestillo nuevamente, debería funcionar bien. Si no lo hace, sigue con la Sección 2.

    Pestillo más alineado

  1. 1

    Combina la punta de taladro de un taladro de mano para que combine con los tornillos que adhieren la placa de la cerradura a la puerta. Inserta la punta de taladro elegida en el taladro y quita los tornillos. Colócalos a un lado.

  2. 2

    Rellena los agujeros de los tornillos con pegamento de residuo pegajoso y mete un cerillo de madera en cada uno de los agujeros rellenos. Ajusta el cerillo, de manera que salga recto del agujero.

  3. 3

    Utiliza los cerillos como guía para volver a colocar la placa de la cerradura correctamente. Quita los cerillos y atornilla la placa en su lugar. Ahora que está reposicionado, el pestillo debería funcionar correctamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles