Cómo reparar una fuga en un tanque compresor de aire

Escrito por mark morris | Traducido por priscila caminer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reparar una fuga en un tanque compresor de aire
Calienta el metal del tanque con un soplete de soldadura fuerte. (Creatas/Creatas/Getty Images)

Un compresor que no se carga o no mantiene la presión causará problemas obligándote a seguir una guía de solución de problemas para resolver sus causas, como una condensación en el tanque y herramientas que provocan fugas. La mayoría de las fugas se producen por accesorios sueltos o instalados incorrectamente. Si piensas que la fuga está en el tanque y no en una costura o unión soldada, significa que el tanque está demasiado desgastado para repararlo y habrá que reemplazarlo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un poco de agua jabonosa
  • Una llave
  • Una cinta de teflón
  • Una amoladora angular
  • Un soplete de soldadura fuerte
  • Una varilla para soldar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Desconecta todas las mangueras y herramientas, enciende el compresor y deja que se cargue completamente. Utiliza una botella pulverizadora de agua jabonosa para rociar alrededor de los accesorios, incluyendo la válvula de descarga de emergencia y el accesorio de purga del tanque localizado en la parte inferior del mismo. Fíjate si aparecen burbujas y, si es así, utiliza una llave para ajustar los componentes que están dejando escapar el aire. Si el burbujeo persiste, continúa con el siguiente paso.

  2. 2

    Tira del anillo de la válvula de descarga de emergencia para liberar la presión del tanque. Utiliza una llave, girándola hacia la izquierda, para aflojar y quitar los accesorios que mostraban signos de fugas, y vuelve a colocar los accesorios que lucen gastados o dañados. Envuelve con cinta de teflón las roscas e inserta el nuevo accesorio, girando la llave hacia la derecha para ajustarlo. Recarga el compresor y pulverízalo con agua jabonosa para verificarlo nuevamente.

  3. 3

    Si la fuga persiste, pulveriza con agua jabonosa para ver el lugar exacto de la pérdida y si no está relacionada a ningún accesorio. Fíjate si no salen burbujas de alrededor de las ménsulas soldadas y por las costuras de la cisterna. Marca las áreas que presenten fugas con tiza.

  4. 4

    Desconecta la alimentación al compresor o el cable de alimentación. Libera la presión del tanque con la válvula de escape como anteriormente y usa una amoladora angular para lijar el metal excedente de la soldadura o costura hasta que se empareje con el resto de la superficie del tanque, exponiendo así el agujero o grieta.

  5. 5

    Enciende el soplete de soldadura fuerte. Para hacerlo deja salir el gas y usa un encendedor de soldadura para prenderlo y después deja salir el oxígeno hasta que la llama se torne azul brillante. Calienta la zona a reparar y presiona una varilla de bronce para soldadura precalentada contra el metal hasta que se derrita y se unan ambas partes, direccionando la llama del soplete hacia el metal a medida que se derrite y hasta que cubra la zona dañada. Deja que la reparación se enfríe por completo antes de encender y recargar el compresor nuevamente.

Consejos y advertencias

  • Bajo ninguna circunstancia deberías intentar reparar un tanque muy dañado u oxidado, ya que correría el riesgo de explotar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles