Salud

Cómo reparar horquillas y suspensiones de bicicletas de montaña

Escrito por contributing writer | Traducido por contributing writer
Cómo reparar horquillas y suspensiones de bicicletas de montaña

La mayoría de las bicicletas de montaña que se venden actualmente tienen una suspensión.

moodboard/moodboard/Getty Images

La mayoría de las bicicletas de montaña que se venden actualmente tienen una suspensión que generalmente consiste en una horquilla con suspensión de 3 a 10 pulgadas (7 a 25 cm) de recorrido, y las bicicletas más caras tienen una suspensión trasera. El propósito principal de una suspensión es absorber el impacto creado por los distintos tipos de terreno y mantener el control de tu bicicleta.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un amortiguador de horquilla
  • Aceite para suspensión
  • Un destornillador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Averigua qué tipo de suspensión tienes. Las suspensiones de bajo costo a veces sólo consisten de muelles construidos en las hojas de la horquilla sin ningún tipo de amortiguación de compresión. Más comúnmente, las horquillas utilizan resortes o aire para la compresión con aceite o aire utilizado para la amortiguación de compresión. Este mecanismo de amortiguación es ajustable en general, y agregando más aceite o aceite más grueso, aumentará el efecto de amortiguación. Del mismo modo, agregar más aire a la horquilla de aire producirá una suspensión más firme.

  2. 2

    Familiarízate con los controles externos de tu suspensión. A menudo, si hay algo en tu horquilla que sientas que está “mal”, no hay nada realmente roto o que necesite ser reparado, los ajustes externos pueden cambiar la geometría y sensación de la marcha. En algunas horquillas, un regulador de tensión se encuentra en la parte superior de cada hoja de la misma, dictando la altura según la marcha de la bicicleta y la cantidad de viajes. Si la horquilla tiene controles externos de amortiguación, estos normalmente se encuentran en la parte inferior de cada tubo de la misma.

  3. 3

    Ajusta la suspensión para que se adapte a tu estilo de conducción y peso. Si marchas sobre un terreno muy duro, querrás tener la amortiguación más dura y el viaje más largo. Además, la horquilla debe tener una cierta cantidad de holgura, lo que equivale a alrededor del 20 por ciento del recorrido de la horquilla. Si tienes 5 pulgadas (12,5 cm) de recorrido, la horquilla debería estar comprimida en 1 pulgada (2,5 cm), mientras estés sentado en la bicicleta.

  4. 4

    Revisa tu horquilla. Esto se debe hacer cuando comience a sentirse lenta o chirriante o cuando se golpee a través de su recorrido demasiado rápido. Retira la rueda y freno delanteros, así como los tornillos o clips de sujeción de las hojas de la horquilla en los tubos inferiores. Tire lentamente de las hojas para evitar las salpicaduras de aceite.

  5. 5

    Limpia el interior de la horquilla con cuidado, asegurándote de drenar todo el aceite en un vaso medidor y reemplazándolo por aceite nuevo de acuerdo con el manual de tu horquilla. Engrasa las cabezas de los tornillos y ajústalos en su posición original con los dedos. Después de que todos los tornillos estén en su lugar, con firmeza asegúralos sin apretarlos demasiado.

Consejos y advertencias

  • No te olvides de volver a instalar y ajustar correctamente el freno delantero después de reformar una horquilla.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media