DESCUBRIR
×

Cómo reparar llantas de aluminio rayadas

Actualizado 23 marzo, 2017

Las llantas vienen en diferentes formas y tamaños, aunque el tamaño más común es de 15 a 17 pulgadas. La forma más común en que las llantas se dañen es por estacionar muy cerca de la acera. Estacionar muy cerca de la acera raspa la superficie de la llanta y la raya puede dar lugar a costosas reparaciones a tu llanta, pero puedes reparar llantas de aluminio rayadas en tu casa.

Instrucciones

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images
  1. Afloja las tuercas girándolas 45 grados con una llave de rueda.

  2. Coloca el gato debajo del punto de soporte frontal de tu vehículo y levántalo fuera del piso.

  3. Coloca los soportes bajo las soldaduras delanteras y baja el vehículo sobre los mismos.

  4. Eleva el vehículo bajo el punto de soporte posterior a ambos lados del vehículo en las soldaduras traseras y baja el vehículo sobre los soportes.

  5. Retira las tuercas y saca las ruedas.

  6. Cubre el neumático con un poco de cinta adhesiva y periódico. Cubre cualquier área que no desees pintar.

  7. Lija el borde para dejar áspera la superficie. Quita toda la pintura vieja.

  8. Limpia la vieja llanta con un trapo limpio.

  9. Rocía el Rustoleum sobre la superficie de la llanta. Asegúrate de rocíar uniformemente. Mantén la lata aproximadamente a dos pies (60 cm) de la superficie. Deja que la pintura se seque y aplica dos capas más de pintura. Deja que la pintura se seque entre capa y capa.

  10. Retira las áreas con cinta y vuelve a instalar los neumáticos.

  11. Baja el vehículo al suelo.

  12. Aprieta las tuercas a 100 libras-pie (135 Nm) con una llave de torsión.

Necesitarás

  • Gato con soportes
  • Llave de neumático
  • Llave dinamométrica
  • Pintura Rustoleum (del color preferido)
  • Papel de lija 600
  • Periódico
  • Cinta adhesiva
  • Trapo limpio